Luis Majul: “Denunciamos un sistema de vacunación paralelo K”

·3  min de lectura

A partir de este momento nos vamos en transformar en cruzados. Pero no al servicio de ninguna guerra. Al servicio de la información. Vamos a denunciar un sistema de vacunación paralelo K. Con la K de Axel Kicillof. Con la de kirchnerismo.

Seremos inflexibles con cada gesto de uso electoral de la vacuna contra el Covid. En especial, en la provincia de Buenos Aires.

Porque usar la vacuna como propaganda es tan inmoral como robársela o repartírsela entre gente como Horacio Verbistky y Carlos Zannini.

Es más: ya les adelanto que el próximo domingo, en La Cornisa, te vamos a mostrar documentos inéditos acompañados con una cuidada sistematización de datos.

Cómo siguen las restricciones en CABA y provincia de Buenos Aires para este fin de semana del 5 y 6 de junio

Para que te vayas haciendo una idea:

-En la provincia hay cerca de 1700 centros de salud donde se podría haber vacunado contra el Covid, pero no se usan. Son los mismos centros donde se vacunan, contra la gripe, todos los años, por lo menos 12 millones de personas.

-Pero ahora con el Covid, la mayoría de ellos fueron reemplazados por lo que Kicillof y su ministro de Salud Daniel Gollan denominan “postas”.

-Habría, por lo menos 300 “postas”. Son clubes de barrio, de fomento, de fútbol, sedes de sindicatos, atendidos por funcionarios/ militantes del palo, y no por verdaderos profesionales.

-¿Un ejemplo? El de Pacheco, denunciado hace un tiempo por una señora harta de tanta mentira.

Para que se entienda todavía mas. El sistema de salud de la provincia tiene subsistemas compuestos por:

-Hospitales nacionales

-Hospitales provinciales

-Mixtos (nacionales y provinciales)

-Centros de salud (de cercanía)

Y cada municipalidad posee uno o varios centros de salud de cercanía.

Pero el sistema paralelo de vacunación K no usa a la mayoría de estos centros. ¿Por qué? Porque quieren adueñarse de la vacuna con fines electorales.

Es más: las pocas veces que usan a los mencionados centros, como en el caso de Vicente López o San Isidro, los vacían de personal municipal y mandan a los chicos con pechera de la provincia.

Como si esto fuera poco, tienen de rehenes a los bonaerenses a través de app “vacunate”. Y por medio de la app, manejan la “turnera”. La turnera sería el equivalente a la lapicera que te da el plan social o la bolsa de comida. Un turno, un voto.

Y, con esa turnera, te mandan a alguna de las 300 postas que conforman el sistema paralelo de vacunación k.

Hasta acá la primera explicación sobre una denuncia que ampliaremos. Ahora dejame que te diga dónde estamos parados.

Tu vacuna es tu derecho. Y es su obligación. No tenés nada que agradecerles. Ni a Axel, ni a Cristina, ni a Alberto, ni a Horacio, ni a nadie.

No tenés obligación de votarlos, por más que te hayas aplicado la vacuna. No te están salvado la vida.

Ginés González García, sobre las vacunas vip: “Me hubiera gustado explicar un poco, hubiera amortiguado mucho el lío”

Es más: en la provincia, en La Matanza, te quieren usar, para que sientas que ellos son una mezcla de Papá Noel y Superman. Pero no son tan poderosos.

Si lo fueran, vos tendrías trabajo, comerías asado todos los días y no deberías salir a la calle a vender cualquier cosa para sobrevivir ¿no?

Por eso te recomiendo: vacunate. Pero no te dejes engañar. Están en plena campaña electoral disfrazada de campaña de vacunación. Y esta foto es una prueba más de lo que estamos denunciado hoy acá.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.