Luis Gerardo Méndez es agradecido

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 19 (EL UNIVERSAL).- El agradecimiento es cualidad de la gente bien, dice el dicho, y Luis Gerardo Méndez respondió a la generosidad que Yurira del Valle le demostró en sus inicios, acompañándola en un momento importante en este momento de su carrera, su debut en la puesta en escena "La obra que sale mal", el cual se llevó a cabo la noche de ayer sábado en el Teatro Insurgentes.

"Mi primera obra de teatro profesional en la Ciudad de México, fue con Yurira del Valle hace casi 20 años, se llamaba 'Generación Atari', ella era muy buena onda conmigo y era muy generosa mientras los otros actores de la obra me bulleaban, porque estaba muy verde y me ponía muy nervioso; para mí compartir el escenario con Yuri cada que se pueda siempre es un placer, yo lo que más celebro es lo increíble amiga que es y lo generosa que es con toda la gente que la conoce", dijo Luis Gerardo sobre Yurira.

En esta ocasión fue un debut doble, porque así como Yurira del Valle se estrenó como Sandra, la actriz principal de la compañía, Alondra Hidalgo salió a escena a darle vida a Annie, uno de los miembros del staff de la Agrupación Dramática de la Universidad Tecnológica de Tlalpan, cuyos integrantes tratan de dar una función de la obra "Asesinato en la mansión Haversham", enfrentando un montón de calamidades en el escenario, provocando divertidas situaciones.

Yurira invitó para apadrinarla en esta ocasión a dos grandes amigos, cuya amistad nació desde antes de que fueran actores conocidos y reconocidos, Montserrat Marañón y Luis Gerardo Méndez; por parte de Alondra fueron elegidos Alma Cero y Eugenio Bartilotti.

Montserrat explicó que conoce a Yurira desde que tenían 11 años de edad, y cómo la convenció de mucho discutir con ella, que el estudiar psicología no era para ella, pero sí el ser actriz y cómo el tiempo le dio la razón, porque la considera una gran actriz.

Al hablar sobre Alondra, Eugenio Bartilotti comentó que desde que se topó con ella en su primer montaje, supo que tenía un talento especial, sobre todo cuando hizo un personaje mudo y aún así se robaba toda la escena.

"Es la mujer que me ha enseñado todo lo que sé y que ha estado conmigo en las buenas y en las malas, es mi mejor amiga, yo soy la hermana mayor por si se preguntaban - dijo bromeando Alondra - ella es una gran actriz, gran madre, gran hermana y gran ser humano, Alma Cero".

Después de esta presentación por parte de la actriz debutante en "La obra que sale mal", vino un momento muy emotivo por parte de Alma Cero, ya que compartió una anécdota muy personal y emotiva, para la cual todos guardaron silencio.

"Yo tenía 15 años cuando ella decidió arribar a este mundo y decidí ser su madrina, se lo dije a mi mamá y los sacerdotes aceptaron, pasa el tiempo ella tenía 15 años cuando mi mamá decidió trascender. Alondra le prometió a mi mamá hacer una carrera universitaria y estudió Química, llevaba puro 10. La vi llorar seis meses después de fallecida mi mamá y le dije ¿qué tienes?, me contestó que nada que se estaba desahogando y le comenté que lo hacía porque algo estaba mal, entonces me contó que no se veía siendo una química, le pregunté ¿qué amas hacer con toda tu alma? y respondió que el teatro, entonces lo estudió y hoy vuelvo a ser tu madrina, y todo salió bien, excepto la obra", terminó bromeando Alma Cero.

"La obra que sale mal" realizará un maratón navideño la siguiente semana, ofreciendo funciones desde el martes hasta el domingo, excepto 24 de diciembre, y cerrarán temporada en el Teatro Insurgentes el 30 de enero de 2022.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.