Luis García responde tajantemente a las palabras de José Juan Macías

Adrian Clark
·2  min de lectura

Para nadie es un secreto que José Juan Macías se puede convertir en uno de los mejores delanteros que ha tenido México pues el delantero de Chivas tiene mucho talento y, sobre todas las cosas, una mentalidad poco vista en los jóvenes futbolistas mexicano.

Pero ese poder de triunfo también la ha jugado mal a Macías, o al menos así lo ven algunos periodistas e incluso el entrenador de la Selección Mexicana de Fútbol Gerardo Martino, quien ya llamó la atención a Macías para que se enfoque en Chivas y su presente más allá de sus deseos de ir al fútbol de Europa.

Para Macías es prioridad salir al fútbol de Europa, razón por la que incluso hace unos días en una entrevista que concedió afirmó que la culpa de que muchos jóvenes mexicanos no vayan al fútbol de Europa es de parte de los directivos, pues quieren vender a los jugadores a un precio muy elevado del que en realidad valen.

Por esta razón el ex futbolista y ahora analista de TV Azteca, Luis García, respondió a Macías asegurando que echarles la culpa a los directivos es deslindarse por completo de otros factores que no hacen posible que el futbolista mexicano trascienda más allá de la liga local:

Celebro que Macías se haya animado a tocar un tema medular, pero penosamente no coincido. Primero que nada el futbolista mexicano no se adapta al entorno del extranjero fácilmente. Culpar en exclusiva al dirigente mexicano porque tasa el futbolista a un precio muy elevado, siento que es un error. Hay muchos más factores que hacen que los mexicanos no salgan.Luis García

Luis García afirmó que el futbolista mexicano vive en una jaula de oro dentro de la Liga MX, pues reciben el apoyo de los medios de comunicación y la exigencia dentro de la liga es mínima:

El futbolista mexicano aquí vive como en una jaula de oro, la exigencia es mínima, la de la prensa es amiga y hay varios clubes que pueden pagar millones de dólares por futbolistas de medio pelo, entonces generalizar es complicadoLuis García