Luis Felipe Tovar: la inspiradora historia de un actor que por su arte ha arriesgado hasta la vida

·5  min de lectura

En el mundo del espectáculo se habla siempre de actores y actrices que están de moda, pero se visibiliza mucho menos a intérpretes de primera línea como Luis Felipe Tovar (Puebla, 1959), quien saltó a la trascendencia en los años 90 y hoy sigue muy trabajador, aunque ya no esté tan en el candelero, si bien sus interesantes y explosivas declaraciones en una reciente entrevista lo han vuelto a poner en la boca de todos.

MEXICO CITY, MEXICO - OCTOBER 16:  Luis Felipe Tovar attends the
Luis Felipe Tovar (Photo by Victor Chavez/Getty Images)

Tal como consta en su carrera, Tovar tiene una gran trayectoria en el cine y en el teatro mexicano. Ha ganado tres premios Ariel (el equivalente al Oscar mexicano) por 'Principio y fin', 'El callejón de los milagros', y 'Sin remitente'. Igualmente, desde hace más de 20 años tiene una escuela de actuación dedicada a la interpretación integral de los actores, especialmente en el ramo del cine.

A pesar de tantos éxitos, la popularidad y el reconocimiento de su trabajo no le llegaron muy fácilmente, según comentó en una entrevista con Yordi Rosado en su canal de YouTube. Cuando la televisión mexicana monopolizaba el gusto de los mexicanos, él no podía destacar en telenovelas porque no cumplía con los estereotipos de belleza que requería Televisa para ciertos papeles.

"Yo esperaba desesperadamente tener la pantalla de la televisión, me hacía falta eso para poder mostrar mi trabajo como actor. No me la daban por los estereotipos. Porque solamente existía Televisa, ahora estoy trabajando en Televisa, mira cómo da vueltas la vida".

Comentó que él entró a la televisión cuando tenía 20 años de carrera como actor en cine y en teatro, pero que aun así no era suficiente para figurar en la pantalla chica."En ese entonces, como ahora, si uno no estaba en televisión no era nadie porque la gente va poco al teatro y el cine en aquellos entonces tampoco estaba en su mejor época."

El actor explicó que los estereotipos truncaron muchas oportunidades que se le ofrecieron, pero que él nunca se dejó vencer por ellos, ya que confiaba plenamente en sus habilidades y atributos que lo harían destacar, y por ello decidió desafiarlos.

"[Lo que estaba vigente entonces] eran los estereotipos del galán, todos eran clones y yo no entraba en ese perfil. Ni siquiera me invitaban. Perdí muchos trabajos- por no ser guapo- también uno se ve en el espejo, yo decía obviamente no tengo nada que ver con este perfil físico, pero tengo otras habilidades que este hombre con ese perfil físico no va a tener. Tengo mayor nivel de entrenamiento y mi forma es más auténtica porque los estereotipos se replican de una manera muy extraña donde se confían en que la belleza va a dar todo", declaró Tovar. De este modo no perdió la fe en su talento y poco a poco se fue abriendo camino en las televisoras, con papeles de carácter, como villano y también como comediante.

"Yo tenía tan claro- mis atributos- que me daba risa que mi representante de muchos años solía llamarme Luis "Feíto" Tovar".

Asimismo, Tovar subrayó que lo que le ha ayudado en esta carrera, que no es de velocidad sino de resistencia, es no tener baja autoestima, esto gracias a que su papá le dio una buena educación respecto a no acomplejarse por lo que piensen de él, por lo que hizo a un lado las críticas y siguió imparable hasta lograr su meta, aunque también hubo un tiempo en que su trabajo le exigió tanto que acabó con la relación que tenía con su primera esposa, esto a pesar de que lo que buscaba era darle una mejor vida a su familia.

"Llegué a pensar, si la actuación está haciendo que pierda a mi familia, no quiero la actuación. No quiero la actuación. Imagínate lo que amé a mi hijo y a mi esposa".

El dolor lo hizo pasar mucho tiempo en silencio, en el que lo único que solamente pensaba en tratar de reconstruir su familia, situación que no pudo lograr por la carga de trabajo, y luego, agregó que luchó durante mucho tiempo para poder volver a sentir el amor incondicional por otra persona, debido a que esta situación lo dañó en demasía; lo que lo salvó, dijo, fue el poder dar clases en su propia escuela de actuación en la que se le permitió dar a conocer la visión global que hay dentro de la industria y eventualmente poder encontrar una pareja estable, al cabo de los años.

Otro de los momentos que puso al límite su vida como actor se dio mientras trabajaba en la producción de TV Azteca 'Los Sánchez', cuando le tocó participar en una escena en la que su personaje se aventaba de un bungee y eso, por un momento arriesgó su integridad física "por amor al arte". Originalmente, habían contratado a un especialista en secuencias de acción para que llevara a cabo esta escena, pero por diversas circunstancias, acabó haciéndola él mismo.

"Me la voy a rifar, te lo juro que me subí y la primera instrucción que me dijeron fue cuando llegues arriba no veas para abajo", señaló, así lo hizo, pero al encontrarse en el punto de salto, le dio un ataque de vértigo y se moría de miedo, pero aún así se lanzó, algo que pudo poner en peligro su vida, pero la escena salió bien. "Por mi trabajo soy capaz de todo, y lo he demostrado". Aunque Lo que lo hizo sentirse mejor fue tomarse dos tequilas, concluyó entre risas.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: La serie "Express" llega a Latinoamérica con la "democratización del crimen"

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.