Luis D'Elía pidió intervenir a medios y meter presos a periodistas por "fake news"

LA NACION
·2  min de lectura
El dirigente kirchnerista apuntó contra quienes cuestionaron la falta de información en torno a la vacuna rusa
Fuente: Archivo

Luego de que se conocieran los altos niveles de eficacia en la vacuna rusa Sputnik V, el dirigente kirchnerista Luis D'Elía utilizó su columna en Radio Rebelde 740 para apuntar contra la libertad de prensa y solicitar la reposición de una ley de medios.

"La vacuna rusa tiene más del 91% de eficacia y es apta para mayores de 60 años, ¿qué me contursi?", comenzó en su mensaje el siempre polémico expiquetero. "Muchachos, les pido una disculpa, una rectificación, un reconocimiento de que estuvieron como el culo" (sic), dijo, y añadió: "No pueden hacer esos operativos".

Sputnik V: Los resultados mostraron una eficacia del 91,6%, según publicó The Lancet

Ofuscado, el dirigente, que cumple con detención domiciliaria por la toma de una comisaría, pidió intervenir a medios y meter presos a periodistas por "fake news" (noticias falsas, en inglés). "Los que hablaron de la vacuna Sputnik, que [dijeron que] era trucha, que era ilegal, que no cumplía con los requisitos, que nadie podía arriesgarse. Hay que hacerse cargo de estas cosas, ¿no, muchachos?", sostuvo.

"Si un médico opera mal a un paciente, lo tiene que pagar con sus bienes y con su libertad. Si un periodista o un grupo editorial dice una mentira, que ahora le llaman fake news, no pasa nada", dijo, y subrayó: "Finlandia acaba de reponer una ley de medios durísima, donde el periodista que miente paga doble el pecado de las calumnias e injurias transformado en ley penal. Ya hay decenas de periodistas en las cárceles, que es donde tienen que estar los mentirosos".

En esta línea y con insultos, D'Elia siguió: "¿Qué carajo esperamos en la Argentina para reponer la ley de medios? ¿Qué carajo esperamos para intervenir los oligopolios de la comunicación?".

El dirigente kirchnerista se dio en el marco de la publicación de un informe en The Lancet que asegura que la vacuna rusa Sputnik V tiene una eficacia de 91,6% frente al coronavirus. Se trató, en esencia, de un ataque a quienes cuestionaron la falta de información en torno a la vacuna hasta este momento.