Luis D’Elia cuestionó el liderazgo de Cristina Kirchner y sugirió una controversial receta para controlar la inflación: “Hay que intervenir dos empresas y colgarlas del alambrado”

·3  min de lectura
El dirigente piquetero Luis D'Elia
El dirigente piquetero Luis D'Elia

Luis D’Elia exhibió su optimismo y no escatimó halagos al Gobierno nacional luego de considerarse un “albertista”. En ese sentido, el líder piquetero sugirió una controversial receta para frenar la alarmante suba de la inflación y dijo: “Hay que intervenir dos empresas nada más, y colgar las empresas en el alambrado”. Por otro lado, el dirigente social cuestionó el liderazgo de Cristina Kirchner. “Tengo un gran respeto por Cristina, una mujer brillante que es extraordinaria para conducir el Estado, no tanto para conducir la fuerza política”, aseguró.

“Vivo en el conurbano profundo y yo no veo que estemos a la deriva. La verdad, yo estuve a la cabeza cuando estábamos mal y ni un solo plan social. Hoy hay 22 millones de argentinos que reciben algo del Estado en términos de protección”, sostuvo D’Elia.

En este contexto, el dirigente que estuvo preso por la toma de una comisaría apuntó contra el sector del oficialismo que suele criticar la gestión del presidente Alberto Fernández. “Cuando algunos compañeros anunciaban el estallido del Conurbano yo pensaba: ¿Qué les pasa a estos muchachos?”, lanzó.

Así, al ser consultado por los motivos que impulsan a las filas afines a Cristina Kirchner a ser críticas con las decisiones económicas del Gobierno, D’Elía no ahorró palabras. “Están pensando en cuestiones electorales. Menos mal que –debo reconocer- ahora se calmaron un poco, pero están pensando en otras cosas y no en la realidad concreta. La realidad es muy buena”, sostuvo.

Puntualmente, sobre la remarcación de precios, el dirigente piquetero fue consultado por cuál debería ser la actitud del primer mandatario. “Hay que buscar la vuelta”, dijo, y recordó: “Sin involucrarlo, algún compañero de pabellón mío en la cárcel –un destacado economista- decía que con la ley de abastecimiento en la mano hay que intervenir dos empresas nada más, y colgar las empresas en el alambrado”. Y continuó: “Ahí vas a ver cómo todos los demás se calman”.

En concreto, D’Elia mencionó a la cadena de supermercados La Anónima, que hace unos días cobró cierta notoriedad por declaraciones sobre la remarcación de precios que realizó su titular, Federico Braun, que fueron recogidas por Cristina Kirchner para criticar a los empresarios y señalarlos como responsables de la suba de la inflación sin reconocer la responsabilidad del Estado en este incremento. “Fijate La Anónima con los Brauns y con la historia de los Brauns... Yo fui docente rural en Tierra del Fuego cualquier tirita chiquitito, sabe lo que hicieron los Brown en la isla, no?”, dijo y agregó que “el Gobierno les ha caído con inspecciones”.

La guerra contra la inflación durante el gobierno de Cristina Kirchner

El dirigente piquitero que supo ser un defensor del kirchnerismo hizo un sinceridicio cuando recordó cómo se luchaba conta la inflación durante el gobierno de Cristina Kirchner. “Me acuerdo que terminó en veintipico de inflación este el último año poniendo una 9 mm arriba a la mesa contado por ella al gran público y con algunos compañeros sentados arriba”, dijo.

D’Elia siguió por cuestionar el liderazgo de Cristina Kirchner en el Frente de Todos (FdT). “Tengo un gran respeto por Cristina, una mujer brillante que es extraordinaria para conducir el Estado, no tanto para conducir la fuerza política”, diagnosticó, y siguió: “A mí hizo cosas ella que no me gustan, y soy de los que no se callan”.

“En mis días de detención no llamaba ni ella ni Máximo ni a mí y ni a mi familia para ver si necesitábamos algo, eso me dolió”, aseguró.

De esta manera, el dirigente que estuvo preso casi tres años cargó la responsabilidad de su detención en la vicepresidenta. “Yo no fui preso ni por corrupto ni por ladrón, yo fui preso por ella, porque la noche del enfrentamiento con los ruralistas tuve un incidente con Alejandro Graham y fui condenado a cinco días de prisión en suspenso y eso interrumpió la prescripción de la causa comisaría y terminé 1000 días en la cárcel”. “Por eso me duele que nunca haya levantado el teléfono”, agregó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.