Luis Caputo, en el BID: "La deuda más importante que tenemos es la deuda social"

LA NACION

WASHINGTON.- El ministro de Finanzas, Luis Caputo , dijo que los países de América latina deben saldar la deuda social y de inclusión con sus ciudadanos y cubrir los déficit de infraestructura, educación y de escala del sistema financiero y construir un crecimiento sostenido.

"La deuda mas importante que tenemos es la deuda social y de inclusión que tenemos con gran parte de nuestros ciudadanos", afirmó Caputo, al inaugurar la IX Reunión de Ministros de Finanzas de América y el Caribe en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que este año le tocó presidir.

Caputo dijo que el BID era uno de los "aliados estratégicos" de la Argentina, que el gobierno de Mauricio Macri llevaba dos años reconstruyendo la confianza, diseñando una "economía previsible" y creando las condiciones para fomentar la inversión. El jefe de Finanzas reafirmó las proyecciones de crecimiento oficiales: 3% para este año y 3,5% para 2018, mas optimistas a las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

"Sólo con una con competitividad en toda la región y en cada uno de los países podremos tener un crecimiento sostenido e inclusivo que nos permita crear empleos de calidad y reducir los niveles de pobreza", dijo Caputo. "No hemos logrado solucionar problemas estructurales para que el crecimiento sea inclusivo y sostenido", agregó luego.

Caputo, que habló ante representantes de 24 países de la región, insistió en que era necesario aprovechar más y mejor el crecimiento para que llegue a quienes más lo necesitan, y criticó que, como región, América latina y el Caribe no hubieran mejorado su posición en el comercio global.

Las meta reafirmadas por Caputo son mejores que las del FMI y el Banco Mundial. Un rato antes de su discurso, y con elogios al gradualismo y a la lucha contra la inflación, el Banco Mundial había pronosticado un crecimiento del 2,8% para este año y 3 por ciento en 2018. El Fondo, en sus proyecciones difundidas anteayer, planteó que la Argentina crecerá un 2,5 por ciento este año y el próximo.

"Si bien es cierto que los países de la región todavía necesitan hacer ajustes fiscales para adaptarse a la nueva realidad tras la bonanza de las commodities, muchos países tienen razón en hacerlo gradualmente y así evitar una nueva recesión", dijo el economista jefe para América latina del Banco Mundial, Carlos Vegh.

Ante una pregunta en la conferencia de prensa sobre la labor del Banco Central , que dirige Federico Sturzenegger , Vegh dijo que la historia inflacionaria de América latina demostraba que era "sumamente importante" mantener la inflación en un dígito, y que si bien en el caso de la Argentina eso implicaba una política monetaria "dura", era "una política adecuada". El país, indicó, estaba en "el buen camino".