Luis Abinader, el presidente dominicano de mano dura con Haití

El presidente dominicano Luis Abinader asegura que "nunca antes" un predecesor suyo encaró una crisis como la que le tocó a él con su vecino Haití, tomado por pandillas. Sus políticas contra la migración haitiana lo impulsaron a una reelección cómoda este domingo.

Este economista millonario de origen libanés que gobierna República Dominicana desde 2020 ordenó construir un muro en la frontera con Haití, deportaciones masivas y frenó la migración desde el empobrecido país vecino, medidas respaldadas por la población, pese a la presión internacional para acoger más refugiados.

"El país conoce la firmeza que hemos tenido en estos tres años ante la situación más grave jamás de Haití", dijo en abril el mandatario de 56 años. "Nunca antes la situación de Haití había estado como la que tiene actualmente y hemos actuado con firmeza ante cualquier organismo o gobierno internacional que ha querido que incumplamos nuestra ley de migración y nuestra Constitución".

De traje a la medida, casi siempre de color oscuro, Abinader lleva la política en la sangre. Perfiles oficiales hablan de sus dotes de liderazgo desde la infancia, y su padre, José Rafael Abinader, luchó en su juventud contra la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo.

Militó de hecho en la organización política fundada por su padre, el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) fundado en 1939, pero tras una división en 2014 se gestó el Partido Revolucionario Moderno (PRM) que hoy lidera.

Antes de ser presidente, sumó varios fracasos electorales. Intentó sin éxito ser senador en 2005, vicepresidente en 2012 y presidente en 2016.

"Tiempos de crisis"

En 2020 alcanzó la presidencia en medio de la pandemia de covid-19, que dejó más de 4.300 fallecidos, según el gobierno.


Leer más sobre RFI Español