El chupetón de Lucía Méndez, la prueba de que la culpa del morbo la tienen los medios de México

Foto: Medios y Media/Getty Images

Lucía Méndez llegaba de Guatemala, tras dos presentaciones de su ‘Vivencias Tour’ y tras asistir como invitada a algunos programas de televisión, donde habló de su gira y trayectoria. Y al llegar al aeropuerto de México, la prensa ya la esperaba. Poco importaba lo que había hecho en aquel país centroamericano… Los medios locales querían saber si lo que traía en el cuello era un chupetón.

Ella se prestó al juego y no lo afirmó ni negó, pero sí lo mostró abiertamente ante las cámaras. También le preguntaron si alguna vez había cantado en eventos del crimen organizado, a lo cual respondió que no. Las preguntas sobre su paso por Guatemala quedaron a un lado, pues para la prensa el tema era el supuesto chupetón.

Sin embargo, en Guatemala el trato de los medios fue muy distinto con la cantante. Por ejemplo, el programa ‘Viva la mañana’, de Guatevisión, le dedicó casi 40 minutos de espacio televisivo, se dirigieron a ella con respeto y eso favoreció que la conversación fluyera, pues Méndez incluso aprovechó para contar anécdotas profesionales, pero también las que tanto está buscando una prensa como la mexicana: las personales.

Sus dos presentaciones en Guatemala fueron cubiertas por otros medios de la región. El Periódico Digital Centroamericano y del Caribe obtuvo una entrevista con ella, en donde se tocaron temas relacionados con su actual gira de conciertos, pero también con su trayectoria.

Y aunque las preguntas fueron básicas como “¿Cómo comenzó tu carrera?” o “¿Qué esperas del público guatemalteco?”, ella se mostró amable y hasta humilde al hablar de sus inicios en la industria.

Sin embargo, en México, la relación entre Lucía Méndez y la prensa ha sido un tanto distinta. Mientras los medios centroamericanos la buscaban para hablar de su trabajo, los mexicanos suelen ir tras ella para preguntas relacionadas con sus cirugías, la eterna rivalidad con Verónica Castro, su efímera relación con Luis Miguel, o incluso si ya tiene la tarjeta de beneficios que otorga el gobierno local por cumplir los 65 años.

También te puede interesar: Música y telenovela: Lucía Méndez volvió y está tan vigente como hace 30 años

Sin embargo, en México, también es cierto que Lucía ha sido copartícipe de eso. Si la prensa le sigue preguntando por Luis Miguel, es en buena parte porque ella ha seguido explotando el tema y ser noticia con ello. De hecho, se detuvo hasta que supo que el cantante prepara la segunda entrega de su bioserie y podría ser mencionada.

A eso hay que agregar que la cantante se ha caracterizado por su exagerada manera de promocionarse a sí misma. Recordemos cuando dijo, en 2014, que en Italia convocó a un masivo de 20 mil personas y que estuvo tres meses en el top ten de éxitos con la versión italiana de ‘Corazón de piedra’, que la consideraban la actriz latina más importante de Europa, o cuando aseguró haber tenido una discusión con Madonna. Y ella dio entrevistas para hablar de ello. Está claro: si la prensa mexicana quiere escándalo, ella también entra al juego.

También te puede interesar: La madre de Geraldine Bazán probó las cámaras... y parece que ya no quiere soltarlas

Y aunque en varias ocasiones sí le ha respondido a los medios para defenderse y hasta les ha entablado demandas, al menos ella ha tenido autocontrol al momento de enfrentar las preguntas de la prensa. Es decir, no ha caído en lo que sí han hecho figuras como recientemente Alejandra Guzmán o desde siempre Lupita D’Alessio, quien suele ser provocada por los reporteros hasta hacerla estallar y de ahí obtener la nota.

Los públicos y la prensa son distintos en cada país. Y si en Guatemala aseguró haber convocado un total de 8 mil personas, en sus dos shows, en la Ciudad de México se ha presentado últimamente en escenarios pequeños, como el Lunario. Al final, la propia Lucía sabe que países como Guatemala la proyectarán en los medios de cierta manera, y países como su natal México la proyectarán de otra. Algunos hablando de su trayectoria y trabajo, y otros con rumores y escándalos, pero de ambos ella logra su cometido: ser noticia.

@braham_MV