Con golpes y sillazos, así castigan a quienes no se ponen cubrebocas en calles de México

¿Eres de los que creen que el cubrebocas no sirve para protegerte y proteger a los demás del COVID-19?, pues podrías recibir un duro castigo al estilo lucha libre a manos de Lepra, Moco, Gargajo, Costal Clown y García Jr. si te paseas sin él por las calles de Irapuato, en Guanajuato. México

En videos difundidos en redes sociales, se puede ver una caminata que realizaron los gladiadores en Plaza Comercial Popular de Irapuato, quienes a gritos exigieron a la gente que usara las mascarillas, "¡Ponte tu cubrebocas, rápido, muévete!".

Lo más llamativo de las imágenes es que, a los hombres que se negaron a ponerse el cubrebocas o a quien no lo traía bien puesto, lo castigaron con sillazos en la cabeza.

En una entrevista que los luchadores independientes dieron a El Sol de Irapuato comentaron, "Ya saben, aquí vamos a andar para enseñarles a ponerse el cubrebocas bien, concientícense señores", otro de los gladiadores explicó, "Regalamos más de 200 cubrebocas para que no pusieran pretexto de que 'ando fumando, estoy comiendo'".

Aunque el castigo es ejemplar, en realidad se trata de una campaña impulsada por el gobierno local, la Dirección de Salud del municipio y la iniciativa Acción Poética Irapuato, por lo que el castigo no es real, y el hombre que recibe los golpes es parte de los luchadores.

Como parte de la iniciativa, las autoridades escribieron en Twitter: "Al estilo de los luchadores, Lepra invita a los ciudadanos a usar su cubrebocas para que se cuiden y así poder romper la cadena de contagios de COVID-19. No te arriesgues a encontrártelos, mejor póntelo".

Otro de sus mensajes fue, “Todos queremos que los contagios de COVID-19 terminen y cada quien, a su manera, busca concientizar a la ciudadanía, de que el uso del cubrebocas nos ayudará a mejorar la situación. Atiende los consejos de Lepra. No esperes a que te pase. Póntelo".

Acción Poética Irapuato, también difundió un clip donde los luchadores vigilan las calles del municipio e intimidan, esta vez a ciudadanos reales, para que se pongan correctamente la mascarilla. En las imágenes se puede ver que todas las personas, incluso las que ven de lejos la acción, rápidamente se acomodan el cubrebocas.