Su lucha también fue por la democracia y la pluralidad

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 17 (EL UNIVERSAL).- Rosario Ibarra de Piedra nunca se arredró ante el poder. En las páginas de EL UNIVERSAL publicó sus colaboraciones durante más de 15 años con toda libertad.

Fue en las instalaciones de El Gran Diario de México, en 1983, durante una comida con colaboradores de opinión, que la activista encaró al expresidente José López Portillo.

Tomó el micrófono y le exigió que diera información de los desaparecidos durante la guerra sucia de los años setenta. "Díganos dónde están", expresó. El exmandatario se puso de pie y le brindó un aplauso por su lucha.

Durante su primera campaña presidencial en 1982, EL UNIVERSAL fue el único medio que asignó a un reportero y un asistente, con un vehículo, para cubrir sus actividades proselitistas en México.

No sólo era la primera mujer postulada para la Presidencia, era la representante del trotskista Partido Revolucionario de los Trabajadores, en un país que no terminaba de salir de los años de fobia oficial a lo que representara un pensamiento de izquierda.

El propio López Portillo reconoció que la reforma política de 1978, mediante la cual los partidos de izquierda lograron representación proporcional en el Congreso, se inspiró en el trabajo de activistas por la democracia, como doña Rosario Ibarra, fundadora del Comité Pro Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados Políticos, conocido también como el Comité ¡Eureka!

En 1988, siendo candidata presidencial por segunda ocasión, Ibarra de Piedra compartía páginas en el Gran Diario de México con los en ese momento también aspirantes a la Presidencia de la República, Gumersindo Magaña, por el Partido Demócrata Mexicano (PDM); Heberto Castillo, por el Partido Mexicano Socialista (PMS), y Manuel Clouthier, por el Partido Acción Nacional (PAN).

Incluso, su cercanía política y personal con Cuauhtémoc Cárdenas, primero, y más adelante con Andrés Manuel López Obrador, nunca fue obstáculo para exigirles justicia durante sus encargos oficiales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.