La lucha de los defensores de los humedales del río Magdalena, 'cuna de biodiversidad' en Colombia

Con sus afluentes y sus ciénagas, el río Magdalena constituye una reserva única de animales silvestres como caimanes, monos, tucanes o manatíes. Pero la deforestación amenaza este hábitat. RFI viajó a Puerto Berrío, a orillas de este río y conversó con los que protegen estos humedales.

Los cantos de las aves resuenan mientras caminamos en el parque humedal La Samaria con Yeison Naranjo, concejal de Puerto Berrio y ambientalista de la fundación Huella Verde. Ubicada a tres horas de Medellín, esta nueva reserva natural de 27 hectáreas fue inaugurada a finales de 2023 para contrarrestar la destrucción progresiva del bosque en la región. El parque, administrado por la caja de compensación familiar colombiana Comfama, fue concebido en tierras antiguamente dedicadas a la ganadería, y para proteger un humedal rodeado de un bosque tropical frondoso que alberga 15 especies de mamíferos y decenas de especies de aves.

Sede de la edición 2024 del festival de medioambiente Actuar Por Lo vivo, el municipio colombiano de Puerto Berrío es un concentrado de los retos ambientales que enfrenta Colombia: deforestación, minería ilegal, sobrepesca. Pero es también un laboratorio de experiencias de rescate y protección del medioambiente.

"Puerto Berrío es uno de los lugares que cuenta con más caímanes por kilómetro cuadrado. Lo encontramos en zonas húmedas. Y es muy atractivo para la gente que viene", apunta Yeison Naranjo.

Ciudad de 50 000 habitantes en el departamento colombiano de Antioquia, Puerto Berrío enfrenta, como muchas otras regiones colombianas, una deforestación acelerada que amenaza además los excepcionales humedales que rodean el río Magdalena.

Escuchar el audio reportaje de RFI en Puerto Berrío:


Leer más sobre RFI Español