Inmigrantes ven en habeas corpus una vía para salir de detención prolongada

·2  min de lectura

Los Ángeles, 25 may (EFE News).- Los inmigrantes bajo custodia del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) encontraron en las peticiones de habeas corpus una oportunidad para salir de las detenciones prolongadas a las que son sometidos sin que sus casos se definan, encontró un estudio publicado este martes.

El estudio “No End in Sight: Prolonged and Punitive Immigration Detention in Louisiana” encontró que las peticiones de “habeas corpus” a un juez pueden ser la única esperanza de un inmigrante detenido para ser liberado tras pasar meses o años en las cárceles del ICE, especialmente en Luisiana.

Según la Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, es inconstitucional retener a los inmigrantes sin el debido proceso, por lo que aquellos que no han sido deportados están usando este recurso para pedir que se les deje en libertad después de meses o años tras las rejas por un caso de inmigración.

La Corte Suprema falló en 2001 en favor de los inmigrantes diciendo que la Constitución los protege de las detenciones indefinidas. Sin embargo, la máxima corte no ha definido claramente cuánto tiempo se puede retener a una persona sin ser deportada antes de que su detención se vuelva inconstitucional.

La investigación realizada por la Clínica de Inmigración de la Facultad de Derecho de la Universidad de Tulane analizó el uso del habeas corpus por inmigrantes que buscan ser liberados de la detención en Luisiana en un periodo de 10 años.

En los 499 casos de habeas corpus presentados se descubrieron “tendencias preocupantes”, resaltaron en un artículo de la revista Slate las autoras del estudio: Mary Yanik y Laila L. Hlass.

Las investigadoras explican que cuando los inmigrantes detenidos presentaron una petición a las cortes desafiando la legalidad de su detención, por lo general ya habían soportado meses o incluso años de confinamiento.

Explicaron que en promedio los inmigrantes habían estado detenidos durante casi un año en el momento en que presentaron una petición de habeas corpus, y el caso promedio para resolver esta solicitud tomó otros seis meses en los que tuvieron que estar en la cárcel.

A los obstáculos que enfrentan los inmigrantes en detenciones prolongadas se suma que los detenidos tienen problemas para acceder a abogados que los representen en sus casos de habeas corpus, con 85 % de ellos sin representante legal.

Además, las investigadoras destacan que encontraron inquietantes disparidades raciales, con inmigrantes de raza negra representados de manera desproporcionada entre los inmigrantes que solicitan hábeas.

Los inmigrantes de raza negra representaron más de la mitad de los solicitantes, mientras que, en comparación, los inmigrantes negros representan solo el 7,2 % de los no ciudadanos.

Las autoras resaltan que aunque se supone que estas peticiones son una válvula de escape para salir de la cárcel, “los retrasos y obstáculos sistémicos para los inmigrantes detenidos están impidiendo que el habeas sirva como control de la detención indefinida y punitiva”.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.