Así luce Patricia Velásquez, a más de 20 años de "La Momia"

CIUDAD DE MÉXICO, abril 1 (EL UNIVERSAL).- Patricia Velásquez conquistó a todos con su personaje Anck-Su-Namun, la tentación del villano Imhotep. Es que tras haber colaborado con Imhotep para asesinar a Seti I, el Faraón de Egipto (su esposo), decide quitarse la vida y este gesto heroico la inmortalizó en la industria del cine. El filme fue tan exitoso que marcó la carrera de varios actores como Brendan Fraser, quien recientemente se alzó con un premio Oscar.

La actriz actualmente utiliza Instagram para comunicarse con sus admiradores. Allí tiene unos 200 mil seguidores y comparte fotos de ella y de las actividades que realiza. Una de las últimas novedades la dio en 2015 cuando publicó un libro que dio qué hablar. "Sin tacones. Sin reserva. Diario de una supermodelo en búsqueda de su verdad", fue la obra.

Las confesiones de Velásquez rondaron en torno a aceptarse a sí misma, una tarea que no fue sencilla para ella porque durante muchos años ocultó su homosexualidad al mundo, y sobre todo a la comunidad latina que resiste a este colectivo. Pero decidió blanquear su realidad y eso le trajo paz. En el libro cuenta que su hija Maya se reparte el tiempo con su otra madre porque tienen compartida la custodia.

La vida de Patricia Velásquez no fue sencilla porque dentro de una familia numerosa, en donde es la quinta de seis hermanos, debió lidiar con problemáticas en Maracaibo, Venezuela. La identidad radical, sexual, además de inconvenientes con drogas y prostitución marcaron su vida, pero siguió adelante para cambiar el rumbo. A sus 18 años participó en el concurso Miss Venezuela, aunque no ganó le dio mucha visibilidad como modelo.

Si hay algo que caracteriza a Patricia Velásquez es no olvidar sus orígenes por lo que sabe perfectamente los problemas que atraviesa Venezuela. A través de su fundación Wayúu Tayá ayuda en la alimentación a miles de niños todos los días. "En situaciones de desesperación, lo que más quiere un ser humano es poder ayudar al otro. El voluntariado ha sido fundamental en esta lucha", contó.