Luce inminente confirmación de jueza a Corte Suprema de EEUU

LISA MASCARO
·2  min de lectura
La jueza Amy Coney Barrett, propuesta para la Corte Suprema, se reúne con la senadora republicana Martha McSally el miércoles 21 de octubre de 2020 en el Capitolio, en Washington. (Greg Nash/Foto compartida vía AP)
La jueza Amy Coney Barrett, propuesta para la Corte Suprema, se reúne con la senadora republicana Martha McSally el miércoles 21 de octubre de 2020 en el Capitolio, en Washington. (Greg Nash/Foto compartida vía AP)

WASHINGTON (AP) — Los republicanos en el Senado impusieron su voluntad el domingo y votaron por abrumadora mayoría para avanzar la nominación de Amy Coney Barrett como próxima jueza de la Corte Suprema, pese a denuncias de que una decisión tan importante debería dejarse en manos del ganador de las elecciones.

No hay duda de que Barrett será confirmada el lunes por el pleno de la cámara alta ya que los republicanos han cerrado filas en torno a la ungida por el presidente Donald Trump. Pero aun así los demócratas han amenazado con emplear tácticas dilatorias, al argumentar que debe ser el ganador de las elecciones del próximo 3 de noviembre quien decida sobre el reemplazo de la fallecida Ruth Bader Ginsburg.

Los republicanos están emocionados de poder nombrar al máximo tribunal a un tercer nominado de Trump, asegurando una mayor de derechas en esa instancia por muchos años. El tribunal se dispone a debatir a corto plazo temas delicados por el derecho al aborto, el derecho de los homosexuales a casarse y la legalidad de la reforma al sistema de salud pública propuesta bajo la presidencia de Barack Obama.

“El Senado está haciendo lo correcto”, aseveró el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, al prometer una votación a favor de Barrett el lunes.

La votación de 51 contra 48 dio inicio a 30 horas de debate en la cámara alta. Dos legisladoras republicanas —Lisa Murkowski de Alaska y Susan Collins de Maine— votaron en contra, además de todos los demócratas que participaron en el proceso. La senadora por California Kamala Harris, candidata a la vicepresidencia, estaba haciendo campaña en Michigan.

Usualmente el vicepresidente Mike Pence preside ese tipo de votación pero, debido a que uno de sus allegados dio positivo al COVID-19, no queda claro su participará.

El líder de los demócratas en la cámara alta, Chuck Schumer, denunció que el hecho de que el gobierno estaba dispuesto a avanzar con la votación a pesar de la crisis del coronavirus “demuestra que el Partido Republicano está dispuesto a ignorar la pandemia con tal de imponer a prisa a esta nominada”.

Barrett ya tiene los votos asegurados, y el sábado recibió otra buena noticia cuando Murkowski, anunció que aunque no estaba de acuerdo con la manera apresurada en que se tomó la decisión, no se opondría.

“Si bien me opongo al proceso que nos condujo a aquí, no lo usaré en contra de la jueza”, expresó Murkowski.

___

Contribuyeron a esta nota los corresponsales Mary Clare Jalonick en Washington, Meg Kinnard en Columbia, Carolina del Sur y Becky Bohrer en Juneau, Alaska.