Lucas Bastida: el campeón sudamericano de boxeo fue detenido por presunto abuso sexual

Darío Palavecino
·2  min de lectura

MAR DEL PLATA.- Lucas Bastida, actual campeón sudamericano de boxeo, quedó detenido por supuesto abuso sexual de una joven de 19 años en el interior de un gimnasio en el que ambos se entrenaban. Se había presentado en la sede policial por su cuenta, apenas supo de la imputación y antes de que se concretara su captura.

El deportista afrontó este lunes la declaración indagatoria, oportunidad en la que respondió a las preguntas del fiscal Leandro Arévalo, que investiga el caso. En su versión negó la acusación. También puso a disposición su teléfono celular, que dejó en manos de los investigadores a efectos de que lo sometan a los correspondientes peritajes.

De 23 años y una carrera en alza, con una reciente victoria a mediados de enero para retener el título continental mediano, Bastida aparece complicado por la denuncia de esta joven, hermana de uno de sus amigos, según confiaron fuentes del caso.

Si bien su defensa está realizando las presentaciones correspondientes en busca de una excarcelación, la Justicia de Garantías mantiene en pie la orden de detención y su alojamiento en la Unidad Penal N° 44 de Batán, a casi 20 kilómetros al sur de Mar del Plata.

El fiscal, ahora que tiene versiones encontradas de víctima y denunciante, espera nuevas evidencias que permitan inclinar la investigación. Y podrían estar en ese equipo de telefonía portátil de Bastida, en el que existirían algunos registros de contacto con la joven que dice haber sido su víctima en el interior de un gimnasio de la calle Neuquén y Brown.

La joven se presentó el fin de semana pasado en la Comisaría de la Mujer y la Familia, donde planteó que el viernes por la noche había sido abusada y que conocía a quien la había atacado. En su testimonio dio datos muy precisos y secuencia de lo ocurrido, con las distintas reacciones de su abusador.

Cada uno de esos movimientos habrían encontrado coincidencia con el informe que brindaron profesionales del cuerpo médico forense, que le constataron distintas lesiones compatibles con el tipo de delito que dijo haber sufrido. Con estos elementos se logró desde la fiscalía una pronta firma del pedido de pedido de detención.

La acusación que afronta Bastida es de abuso sexual con acceso carnal, delito que en el Código Penal prevé condenas de hasta 15 años de prisión y, en función de las pruebas acopiadas en la causa, su situación a la fecha es más que comprometida, según confiaron fuentes judiciales a La Nación.

Apodado "El Tornado", la última presentación profesional de Bastida fue el pasado 18 de enero, cuando subió al ring con un peso de 71,7 kilos y ganó por nocaut técnico en el tercer round al capitalino Germán "El Martillo" Peralta. Con ese triunfo retuvo la corona sudamericana en categoría mediano y elevó su récord personal a 16 victorias (9 por nocaut) y una derrota.