Low cost: trabajadores dicen que el Gobierno y gremios tradicionales quieren destruir sus fuentes laborales

·2  min de lectura
Más de 10.000 puestos de trabajo indirectos dependen de las low-cost, según los sindicatos de Flybondi y JetSmart
Más de 10.000 puestos de trabajo indirectos dependen de las low-cost, según los sindicatos de Flybondi y JetSmart

La Asociación Trabajadores Aeronaúticos de Flybondi y la Asociación Sindical Trabajadores de JetSmart emitieron un comunicado conjunto en el que señalan que el Gobierno nacional y gremios tradicionales “quieren destruir sus fuentes laborales”.

Los sindicatos de ambas empresas dicen que la gestión actual alienta la destrucción de las aerolíneas low cost, y con ello su trabajo, a través de diversas medidas y acciones: “Generan competencia desleal, favoreciendo a la aerolínea de bandera con subsidios absolutamente disparatados; aplican medidas para encarecer los costos, para que con el tiempo la operación deje de ser rentable; e imponen bandas tarifarias para encarecer los boletos de avión y eliminar la libre competencia, perjudicando directamente a los que menos pueden económicamente y contribuyendo a destruir las economías regionales”.

Edenor pidió disculpas y explicó las razones del apagón masivo

Por otro lado, dicen que cerraron el Aeropuerto Internacional de El Palomar “el único verdaderamente inclusivo del país”, al que se podía acceder en tren; que fijan tasas aeroportuarias onerosas, las cuales se trasladan al costo del pasaje e impiden la compra en cuotas de pasajes a destinos limítrofes; e impidieron el ingreso de personal de rampa a Aeroparque, debiéndose relocalizar a 38 trabajadores en otras bases, obligando a contratar con Intercargo los servicios de rampa, “compañía manejada por La Cámpora”.

“Como resultado de estas medidas destructivas, el gobierno obtuvo y obtendrá en el futuro mediato lo siguiente: que en 2020 Latam Argentina fuera expulsada del país y dejara a 1715 familias en la calle; que cada vez menos pasajeros puedan viajar por modo aéreo, al aumentarles los costos de los pasajes; que se pierda conectividad aérea de miles de familias, se destruya el turismo y empeoren las economías regionales”, agregaron.

Por último, dijeron que no descartan movilizarse para concientizar a toda la sociedad sobre el perjuicio y daño que ya le están generando “al esquilmarla con impuestos para sostener subsidios obscenos” y que ahora les impondrán pasajes aéreos más caros e inviables “en beneficio de unos pocos y exclusivamente de la aerolínea de bandera la cual insume más de US$700 millones cada año”.

“Estamos orgullosos de nuestro trabajo, de poder ofrecer diariamente una verdadera alternativa a los pasajeros, para que cada día más argentinos puedan volar en un verdadero sentido de justicia social para los que menos pueden económicamente y que por primera vez lograron acceder al transporte por medio aéreo”, concluyeron.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.