Lourenço, confirmado como candidato presidencial para los comicios en Angola

·3  min de lectura

Luanda, 4 may (EFE).- El presidente de Angola, João Lourenço, fue confirmado como candidato presidencial del Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) -el partido que gobierna el país desde la independencia de Portugal en 1975- para las elecciones generales que tendrán lugar el próximo mes de agosto.

Según informó hoy el diario estatal Jornal de Angola, los miembros del Comité Central del MPLA aprobaron la candidatura de Lourenço en una reunión celebrada este martes en Luanda.

El presidente angoleño ya había afianzado sus opciones para presentarse a un segundo mandato el pasado diciembre, cuando fue reelegido como presidente del partido con un 98 % de los votos, lo que, según destacó el Comité Central en esta última sesión, representaba "una prueba inequívoca de la confianza de los militantes en su líder".

En la reunión, el MPLA también asentó las bases para su precampaña electoral y destacó, entre los puntos fuertes para asegurarse nuevamente el apoyo de los angoleños, los avances que Lourenço ha impulsado durante su primer mandato en materia de infraestructuras.

Lourenço, de 68 años, sucedió en 2017 a José Eduardo Dos Santos, quien, después de 38 años dirigiendo el país con mano de hierro y con altos niveles de corrupción en medio de una grave crisis económica, renunció a presentarse para un nuevo mandato.

Las elecciones generales de 2022, cuya fecha exacta aún está por fijar, se prevén para la segunda mitad de agosto.

Los angoleños elegirán a los diputados de la Asamblea Nacional y, del partido más votado, saldrá el próximo jefe de Estado de este país del África austral -cuya economía es fuertemente dependiente del petróleo desde el final de la guerra civil (1975-2002)- para los próximos cinco años.

El gran rival histórico del MPLA es la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA), liderado por Adalberto Costa Júnior.

En estos próximos comicios, UNITA se presentará en coalición con otros partidos opositores bajo las siglas FPU (Frente Patriótico Unido), un bloque creado con la meta de desalojar al MPLA del poder tras casi medio siglo de gobierno ininterrumpido.

En las elecciones de 2017, los resultados definitivos dieron la mayoría absoluta al MPLA, con un 61,08 % de los votos, mientras que UNITA logró un 26,6 %.

Lourenço ascendió entonces a la Presidencia entre promesas de limpiar las instituciones de corrupción y de diversificar la economía, pero durante su mandato Angola realizó escasos progresos.

En 2020, golpeado por el impacto de la pandemia de covid-19, el producto interior bruto (PIB) angoleño se contrajo un 5,5 % y sumó su quinto año consecutivo en una dura recesión que venía lastrada por la bajada de los precios del petróleo en años precedentes.

El año pasado, según datos del Banco Mundial, la economía angoleña vio ligeros signos de recuperación, si bien el crecimiento se mantenía exiguo (0,2 % anual, según las últimas proyecciones publicadas por esta misma institución).

Para este 2022 se prevé que el alza de los precios del crudo dé un nuevo impulso al PIB angoleño.

Tampoco en materia social el mandato de Lourenço se ha visto libre de críticas y organizaciones humanitarias como Amnistía Internacional denuncian que las fuerzas de seguridad del país continúan actuando con impunidad y cometiendo graves violaciones de derechos para reprimir las voces críticas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.