Los lotes de $10 de Miami-Dade destinados a viviendas asequibles siguen vacíos. Saltan chispas sobre a quién culpar

·4  min de lectura
Bloomberg

La práctica del Condado Miami-Dade de regalar terrenos para pequeños proyectos de vivienda podría enfrentar una reorganización. Los comisionados condales amenazan con despojar a los urbanizadores de las propiedades después que una auditoría mostró que la mala supervisión permitió a los participantes pasar por alto las reglas.

“Esto es vergonzoso”, dijo José “Pepe” Díaz, presidente de la Comisión del Condado, sobre el informe publicado esta semana por el auditor de la junta. El informe mostró que a los urbanizadores se les permitió ignorar los límites de precios, incumplir los plazos de urbanización y, en general, infringir las normas sin consecuencias de los reguladores de la vivienda de Miami-Dade durante la última década.

Díaz logró el miércoles la aprobación de una ordenanza que instruye al auditor que presente una lista de propiedades que Miami-Dade debe recuperar de los urbanizadores y tener un artículo listo para la aprobación de la junta para completar las incautaciones.

La auditoría publicada esta semana documentó cómo algunos urbanizadores perdieron sus lotes del condado ante ejecuciones hipotecarias, incluyendo un lote de 28 propiedades que el condado entregó a un urbanizador en 2004 ahora valorado en $7.1 millones. La auditoría también descubrió que los urbanizadores y los compradores de los lotes pasaron por alto los límites de precios requeridos para las viviendas construidas en las propiedades, y en su lugar comprarlas y venderlas a precios de mercado.

Miami-Dade ofrece terrenos excedentes a cambio de que los urbanizadores se comprometan a construir viviendas, y el condado se reserva la facultad de recuperar las propiedades si no se respetan los límites de precios o no se cumplen los plazos. La auditoría reveló que Miami-Dade no está supervisando el programa para identificar a los infractores.

“Tenemos que poner la casa en orden”, dijo la comisionada Danielle Cohen Higgins. “Estamos en medio de una crisis de asequibilidad. Lo que necesitamos es tierra para construir viviendas asequibles”.

Michael Liu, el director de Vivienda del condado, dijo el miércoles que estaba de acuerdo en que se necesita más supervisión, pero que el condado solo ha financiado dos plazas para hacer las inspecciones en los lotes, la investigación legal y otras tareas necesarias para vigilar los acuerdos a fondo.

“Me alegro que se arroje luz sobre esto”, dijo. “El programa necesita recursos”.

La auditoría no contabiliza en cuántos de los más de 1,400 lotes asignados a los urbanizadores por importes nominales o con descuento se han construido viviendas de bajo costo para los residentes de Miami-Dade, por lo que no está claro lo extendido de los problemas. La auditoría incluye una lista de cada propiedad en el programa, quién la recibió y si se ha urbanizado.

Habitat for Humanity of Greater Miami es el mayor receptor de lotes en los programas del condado, y casi el 90% de las propiedades transferidas a la organización benéfica desde 1999 figuran como urbanizadas en la auditoría, según un análisis del Miami Herald.

En general, la auditoría muestra que cerca de la mitad de los 1,438 terrenos están registrados como urbanizadas, con más de 200 aún vacantes pero con meses o años por delante antes que se cumplan los plazos de urbanización del condado.

Esos plazos son una fuente de fricción porque los comisionados han añadido años a los acuerdos de urbanización existentes que permiten a los urbanizadores dejar que los antiguos lotes del condado permanezcan vacíos. Levine Cava pidió una licitación competitiva para los lotes, en lugar del sistema en que los comisionados individuales suelen patrocinar acuerdos para los terrenos del condado en sus distritos.

En 2020, la comisionada saliente Audrey Edmonson, ahora candidata demócrata al Congreso, patrocinó la venta de lotes del condado por valor de $10 millones por solo $10 dólares en un acuerdo sin licitación con el urbanizador de viviendas asequibles Palmetto Homes. Ese acuerdo ayudó a provocar un nuevo escrutinio sobre las concesiones de lotes del condado para proyectos de vivienda.

Los urbanizadores dicen que, si bien los lotes son casi gratis, aún se enfrentan a enormes costos relacionados con permisos y la construcción, a la vez que deben cumplir los límites de precios del condado para las propiedades. Estos se fijaron en $205,000 hasta que los urbanizadores tuvieron éxito el año pasado en su larga campaña para conseguir un aumento y el precio máximo de venta es ahora de $318,000.

Un representante de uno de los principales receptores de lotes del condado, la Neighbors and Neighbors Association, sin fines de lucro, arremetió contra los comisionados durante la discusión sobre la posibilidad de que Miami-Dade recupere propiedades.

“No está bien”, gritó Leroy Jones, director de la organización benéfica, desde la segunda fila de la zona de espectadores después que Díaz se negó a permitirle que se dirigiera a la junta. “Tenemos mucho dinero invertido en esos lotes que vamos a perder. No es justo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.