Los triunfos de 'El Chapo' Guzmán en la preparación de su juicio en Nueva York

POR JESUS GARCIA-. El juicio de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera comenzará el 5 de noviembre, aunque estaba programado para dos meses antes, pero una moción de su defensa, liderada por el abogado Eduardo Balarezo, logró que el juez pospusiera el inicio de uno de los procesos más esperados en Estados Unidos contra un líder del crimen organizado.

En esta foto de archivo del 15 de febrero de 2018 se muestra el dibujo de una sala de audiencias donde está Joaquín “El Chapo” Guzmán sentado al centro mientras habla con su abogado, Eduardo Balarezo, después de que un juez negara su petición de hablar directamente con la corte en Nueva York. (Elizabeth Williams via AP, Archivo)

El retraso fue quizás el primer gran “triunfo” de El Chapo, porque lo hizo ganar tiempo, aunque ha tenido algunas derrotas propinadas por los fiscales de Brooklyn -donde se realiza el litigio-, siendo la más importante la decisión del juez Brian Cogan de mantener ocultos los nombres de testigos clave.

Todos los logros de la defensa del exlíder del Cártel de Sinaloa están conectados y permiten un avance en la preparación de la causa, pero el tiempo extra posibilitó, de entrada, que su familia continuara negociaciones con el abogado Jeffrey Lichtman -famoso por defender a importantes capos, como el hijo de John Gotti– y encontrar la vía, aceptada por la corte, para pagar sus servicios, ya que la fiscalía y el juez pidieron asegurar que el dinero no sería provisto de negocios relacionados con el crimen organizado.

“Finalmente se ha resuelto… Tuvimos que asegurarnos de que se hiciera correctamente, con respecto a las limitaciones del gobierno”, expresó el propio Lichtman en conferencia de prensa, donde advirtió que “el jurado y el público quedarán atónitos cuando vean los tipos de cooperadores que se utilizan en este caso”, asegurando que hay muchas “personas mercenarias y deshonestas que se aprovechan para tratar de derrocar al señor Guzmán Loera”.

Jeffrey Lichtman en corte. (Chris Monroe/The Record via AP, Pool, File)

Uno de los grandes triunfos de Lichtman fue ganar en 2005 el caso de John “Junior” Gotti, acusado de fraude de estimado en 25 millones de dólares.

Ahora su equipo ayudará al abogado de El Chapo a revisar miles de documentos y otros archivos que los fiscales tuvieron que entregar tras la insistencia de la defensa.

“La revelación tardía de este material, hecha de una manera vaga y no específica, es muy preocupante e indicativa de su deseo de jugar con el sistema en beneficio del gobierno y para evitar que el señor Guzmán Loera tenga un juicio justo”, afirmó Balarezo en junio pasado, cuando finalmente logró obtener los archivos.

El abogado del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, Eduardo Balarezo, habla hoy, martes 14 de agosto de 2018, delante de la corte del distrito sur de Nueva York, en Brooklyn (EE.UU.). EFE/Kena Betancur

Esta nueva información es importante, ya que la parte acusadora busca integrar nuevos delitos, además de los 17 de los que está acusado formalmente Guzmán Loera, como liderar un grupo delictivo, tráfico de drogas y lavado de dinero.

La ruta que sigue el juicio dio un giro importante para la defensa, quien considera que los fiscales no tienen pruebas suficientes para demostrar una de los principales acusaciones: el liderazgo de El Chapo en un grupo criminal.

“(La Fiscalía) nos dio información que han tenido en su posesión durante mucho tiempo y que indica que el señor Guzmán no era un líder, que trabajaba para otras personas, que no era el jefe del Cártel de Sinaloa”, expresó Balarezo.

En esta fotografía de archivo del 19 de enero de 2017 agentes de la DEA escoltan al narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, al centro, después de bajar de un avión en Ronkonkoma, Nueva York. (Agencias policiales de EEUU vía AP, Archivo)

Sin embargo, la defensa aún busca desactivar las acusaciones por múltiples homicidios, integrados en 28 expedientes que van desde uno hasta un número no especificado de asesinatos de exsocios, informantes, funcionarios públicos, policías, según consta en un documento de la corte.

En la lista hay miembros de la organización de los Arellano-Félix, el propio Ramon Arellano-Félix, Rodolfo Carrillo Fuentes, Julio Cesar Beltran Quintero y Juan Pablo Ledezma (conocido como “JL”), entre otros.

Conocer esta información, recabada por agentes de la DEA y otras fuerzas policiacas y de Inteligencia de EEUU, permite a la defensa de El Chapo armar mejores argumentos.

La esposa del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, Emma Coronel Aispuro (c-i), camina a la salida de la audiencia celebrada hoy, martes 14 de agosto de 2018, en la corte del distrito sur de Nueva York, en Brooklyn (EE.UU.). EFE/Kena Betancur

Los fracasos de la defensa

Los abogados de Guzmán han tenido varios tropiezos, entre ellos no haber podido convencer al juez de que El Chapo no estaba en condiciones psicológicas para enfrentar el juicio en su contra. El capo mexicano es considerado apto mentalmente.

RELACIONADO: El ‘Chapo’ Guzmán desata una crisis en el desquiciado tráfico de Nueva York

El juez Cogan también rechazó que el proceso fuera enviado a Manhattan -donde está detenido en la Metropolitan Correctional Center (MCC), una cárcel de alta seguridad-, cuando El Chapo indicó que “no quería causar problemas” a los neoyorquinos con el cierre del puente de Brooklyn para su traslado diario. Incluso pidió que se utilizara un helicóptero y evitar cerrar el tránsito del cruce dos veces al día (cuando sea llevado a la corte y devuelto a su celda).

La caravana que transporta al narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, cruza hoy, martes 14 de agosto de 2018, el Puente de Brooklyn, en Nueva York (EE.UU.). EFE/Kena Betancur

La inusual selección del jurado

El proceso de selección del jurado fue inusual, ya que se realizaron entrevistas anónimas a los convocados y se les pidió responder un cuestionario de más de 120 preguntas para determinar dos aspectos: su posición frente a los delitos con drogas y cualquier posibilidad de que tuvieran alguna relación con personajes cercanos a El Chapo.

Entre las preguntas que se hicieron algunas parecían absurdas, pero en conjunto permitieron evaluar a los candidatos, todos residentes de Brooklyn: ¿Cuál es tu libro favorito y por qué? ¿Qué persona públicamente conocida admira más y por qué? ¿Qué persona públicamente conocida admira menos y por qué? ¿Mira algún programa de televisión o lee libros sobre delitos, incluidos programas sobre narcotráfico o cárteles de la droga, el sistema de justicia penal o instituciones correccionales (por ejemplo, cárceles, prisiones o penitenciarías)? ¿Tiene algún punto de vista o sentimientos acerca de servir como jurado en un caso en el que el acusado ha sido señalado de tener conexiones con un cartel de drogas? ¿Qué opina de la legalización de las drogas? ¿Ha viajado a México?, entre otras.

Los 12 miembros del jurado y sus suplentes serán hospedados en un hotel desconocido, es decir, estarán escondidos incluso de sus familias por un tiempo y ni El Chapo ni sus defensores podrán verlos durante el juicio en la corte.