Los pezones en los hombres: tan inútiles como inevitables

Zalen Gades

La naturaleza suele tener una respuesta para todo, aunque hay casos en los que nos deja con muchas dudas. Por ejemplo, ¿por qué los hombre tienen pezones?

Todos sabemos que en el caso de las mujeres, éstos sirven para alimentar a bebés y niños pequeños durante el proceso de lactancia. La necesidad biológica es vital para los pequeños y la función de los pezones en ellas queda clara, sin embargo, en el caso de los varones, no hay utilidad alguna.

Los pezones en ellos no sirven para nada y la explicación de por qué permanecen tras generaciones y generaciones de evolución de la especie es simplemente porque no le hacen ningún mal al cuerpo. Por lo tanto, ni aportan, ni dañan, simplemente están ahí.

“Todos los embriones son femeninos y si se masculinizan, entonces se convierten en hombres, pero guardan muchas similitudes anatómicas”, afirmó Anthony Weihaus, director de la Universidad de Minnesota.

Los pezones en los hombres no tienen ninguna utilidad. Foto Getty Images

Durante las primeras seis o siete semanas de embarazo, los hombres y las mujeres compartimos el mismo proceso de embrionario. El desarrollo inicial es idéntico en ambos sexos y una vez cumplidas esas semanas, un gen del cromosoma ‘Y’ introduce modificaciones. Los hombres desarrollan los testículos y la testosterona, mientras que las mujeres tienen que esperar a la pubertad para sentir un crecimiento de las mamas.

Por eso los pezones son iguales en ambos géneros aunque la diferencia está en que no hay un influjo de hormonas como sucede con las mujeres.

Esa zona del cuerpo no agregan utilidad al cuerpo humano. El vello en las axilas, las cejas, las amígdalas, el apéndice o las muelas del juicio, son varios ejemplos.