Los operadores públicos SNCF y Trenitalia, con Ilsa, futuros rivales de Renfe en la alta velocidad en España

Madrid, 27 nov (EFE).- Los operadores públicos francés SNCF e italiano Trenitalia, en consorcio con la española Ilsa (de los dueños de Air Nostrum), han sido preseleccionados por Adif para competir con Renfe a partir del 14 de diciembre de 2020, cuando se liberalizará el transporte de viajeros por ferrocarril en España.

Así, han quedado fuera del proceso, al menos de momento, el resto de interesados en operar trenes de viajeros en España y en los que no había presencia pública: el consorcio integrado por Talgo y Globalia, y las compañías Globalvía y Eco Rail.

El consejo de administración de Adif Alta Velocidad ha adjudicado este miércoles a Renfe y a sus dos futuros rivales los paquetes confeccionados para operar en los tres corredores más demandados a partir de diciembre de 2020: Madrid-Barcelona-Frontera Francesa; Madrid-Levante (Valencia/Alicante) y Madrid-Sur (Sevilla/Málaga).

No obstante, los interesados pueden solicitar operar en cualquiera de las otras líneas presentes y futuras de España, ha recordado la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, quien, en rueda de prensa, ha subrayado que el paso dado hoy supone un "hito" en la centenaria historia del ferrocarril español y en su liberalización.

Pardo de Vera ha asegurado que la alta participación de empresas y que las candidaturas hayan superado la capacidad ofertada pone de manifiesto el éxito del proceso elegido por el gestor del sistema para abrir el transporte de viajeros a la competencia y garantiza que a partir de 2020 habrá, al menos, tres compañías operando en España, aunque irán incorporando servicios gradualmente.

La liberalización, ha subrayado Pardo de Vera, permitirá rentabilizar unas infraestructuras ahora infrautilizadas, al tiempo que beneficiará al usuario, que podrá acceder a más y mejores servicios y a unos precios más bajos.

Para Adif conllevará un incremento de los ingresos por cánones de unos 2.000 millones en diez años.

Aunque desde el gestor han rehusado cuantificar en cuanto se elevará el número de trenes o cuál podría ser la bajada de precios, el director adjunto a la presidencia de Adif, Raúl Miguez, ha subrayado que los planes de negocio presentados contienen "planteamientos muy agresivos" para captar nichos de mercado que ahora no están explotados, como jóvenes o familias.

En cuanto al proceso de adjudicación, Pardo de Vera ha defendido que no se ha dado prioridad a los operadores dominantes (públicos en este caso) y ha subrayado que la elección se ha hecho en base a criterios objetivos y transparentes (técnicos, financieros y administrativos) y priorizando el mayor uso de la capacidad ofertada.

Así, Renfe ha resultado adjudicatario del paquete A, con una cobertura del 86 % de la capacidad ofertada a 10 años; Intermodalidad Levante (Ilsa/Trenitalia) del paquete B, con una cobertura del 70 %, y Rielsfera (SNCF), del paquete C, con una cobertura del 100 %.

En el plazo máximo de tres meses (antes del 15 de marzo), los preseleccionados deberán proceder a la firma de acuerdos marco que deberán ser visados por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), según Pardo de Vera, quien ha reconocido que, aunque la decisión de hoy es recurrible, no cree que se vaya a dar el caso y, por tanto, que se vaya a retrasar el proceso.

Hasta entonces los adjudicatarios podrán incorporar nuevos socios y, una vez firmados los contratos marco, la capacidad excedente quedará liberada para que la puedan solicitar los candidatos que han quedado fuera de la preselección, algo poco probable, pues los surcos que han quedado desiertos son aquellos con un menor atractivo comercial, según Pardo de Vera.

Con la firma de los convenios se podrá fin a un proceso iniciado el 1 de enero de este año en cumplimiento de las directivas del Cuarto Paquete Ferroviario y su transposición a la Ley del Sector Ferroviario española.

El pasado 31 de octubre finalizó el plazo para presentar ofertas por parte de los interesados.

Los futuros rivales de Renfe dispondrán de algo más de un año para preparar el inicio de sus operaciones a las que la compañía española prevé plantar cara con un AVE de bajo coste que estrenará en la línea Madrid-Barcelona.

Los tres paquetes ofertados por Adif suponían un incremento de la capacidad actual del 65 % en los tres citados corredores, con 165 circulaciones por sentido y día, frente a los 99 actuales.

A modo de ejemplo, en el caso del corredor Madrid-Barcelona-Frontera Francesa, en el paquete A la capacidad ofertada equivalía a tres trenes por hora y sentido; el B a un tren por hora y sentido y el C a un tren cada tres hora en cada sentido.

(c) Agencia EFE