¿Son menos propensos los niños a contraer el coronavirus? Esto es lo que sabemos

Catherine Pearson

Cuando funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos dijeron esta semana que probablemente se trata tan solo de una cuestión de tiempo para que el nuevo coronavirus se propague por el país, en lo primero que pensé fue en mis pequeñas fábricas de gérmenes: mis hijos. Uno está en la escuela primaria y el otro en la guardería. Ambos han tenido resfriados o algo peor desde el mes de septiembre. Me preocupa lo que podría significar para ellos que se produzca un brote aquí.

¿A ti también te preocupa? Esto es lo que sabemos hasta ahora y lo que los padres deben tener en cuenta para mantener sanos a sus hijos.

(Foto: Sasha_Suzi vía Getty Images)

No existen evidencias de que los niños sean más vulnerables al virus

Antes de proseguir, es importante aclarar que en este momento todavía no se conocen muchos detalles.

“No sabemos por qué los niños no han sido noticia”, le dijo al HuffPost el doctor Aaron Milstone, epidemiólogo y profesor de pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. “Las noticias que recibimos están filtradas y todo lo que sabemos es lo que escuchamos”.

Los niños contraen virus respiratorios con frecuencia. Los expertos dicen que no es inusual que un niño sano que acuda a la escuela o a la guardería se infecte hasta 10 veces durante la temporada. Esto se debe a que están cerca de otros niños y a que suelen ser más descuidados con las medidas de prevención, como lavarse las manos, mantenerlas lejos de las superficies contaminadas o no estornudar sobre sus amigos. Además, sus pequeños sistemas inmunes aún están en desarrollo.

En este momento, sin embargo, no existen evidencias de que los niños tengan más probabilidades que los adultos de contraer este tipo de coronavirus, según los CDC. Y la agencia enfatiza que la mayoría de los casos confirmados en China afectaron a adultos. También hay que destacar que el estudio más grande que tenemos hasta la fecha sobre el brote de este coronavirus, llamado COVID-19, que analizó más de 44,000 casos en China, no reportó muertes de niños menores de 9 años.

Existen algunas evidencias de que los niños padecen síntomas más leves

La información limitada que tenemos sobre los niños afectados por el virus en China sugiere que los casos confirmados presentaban síntomas relativamente leves: secreción nasal, fiebre, tos y algunos problemas gastrointestinales.

“Aunque se han informado complicaciones graves, como por ejemplo: síndrome de dificultad respiratoria aguda y shock séptico, parecen ser poco frecuentes, afirmaron los CDC. Obviamente, los niños con afecciones de salud subyacentes pueden tener un riesgo mayor de desarrollar síntomas más graves.

Todavía no se conoce por qué los niños sanos podrían tener una reacción más leve al virus que los adultos.

Los niños tienen a su favor que suelen ser bastante saludables, lo cual podría explicar, al menos en parte, por qué tienen síntomas más leve, explicó el doctor Andrew Janowski, pediatra especializado en enfermedades infecciosas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis.

Janowski dijo que en el pasado se han producido ejemplos de brotes virales en los que los niños se han mostrado más resistentes que los adultos, como el brote de influenza de 1918. Explicó que los adultos jóvenes pueden haber tenido respuestas inmunitarias al virus demasiado fuertes. Pero el sistema inmune en desarrollo de los niños puede haberlos beneficiado, aunque todavía es demasiado pronto para afirmar que está ocurriendo lo mismo con el COVID-19.

¿Qué pueden hacer los padres?

“Es muy difícil predecir qué podría hacer este virus en EEUU", dijo Janowski. ¿Vamos a sufrir un gran brote? ¿Va a quedarse aislado y se limitará a unos cuantos casos? Si recordamos lo que sucedió con el SARS, es cierto que vimos algunos casos en Canadá y EEUU, pero no se produjo un brote importante. Una vez más debemos decir que no sabemos lo que pasará.

En primer lugar, es importante que tus hijos tengan todas las vacunas actualizadas porque en la actualidad la gripe es una amenaza mayor para los niños en EEUU que el coronavirus y, en segundo lugar, porque podría ayudar a proteger la salud de tus hijos en general, lo cual podría ayudarlos a luchar contra el COVID-19, si llegaran a contraerlo.

Este también es el momento de extremar las precauciones y dejar a los niños en casa, no enviarlos a la escuela o la guardería, si enferman. Habla con el pediatra si tienes pensado viajar. Si el virus se propaga por EEUU, podría ser muy importante asumir “medidas de distanciamiento social” en lugares como las escuelas, guarderías y otros espacios públicos, pero todavía no hemos llegado a ese punto y es probable que ni siquiera lleguemos.

Por lo tanto, el consejo principal de los expertos es lavarse las manos y asegurarse de que tus hijos también se las laven con frecuencia, durante al menos 20 segundos. Un truco consiste en animar a tu hijo a cantar “cumpleaños feliz” dos veces.

Sin embargo, hace poco vi a mi hijo pequeño participar en una especie de entusiasta pelea de lamidas, por lo que es muy difícil evitar que los niños se mantengan alejados de los gérmenes. Así que, llegados a este punto, no puedes hacer mucho más.

“La gente puede volverse loca intentando controlar todo lo que hacen sus hijos, pero no puedes hacerlo, zanjó Milstone.

Este artículo fue publicado originalmente en el HuffPost.