Los graves errores de Cruz Azul que le impidieron crear una dinastía en la Liga MX

·Periodista
·6  min de lectura
La continuidad de Juan Reynoso en el Cruz Azul como entrenador está en duda. / Foto: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images
La continuidad de Juan Reynoso en el Cruz Azul como entrenador está en duda. / Foto: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images

Cruz Azul rompió la maldición de no ser campeón en 24 años y tenía todo para crear una dinastía, pero sus propios errores lo impidieron.

Hoy La Máquina es un club que se parece más a ese equipo que la “cruzazuleba” en cada torneo.

¿Cuáles fueron los errores que impidieron que Cruz Azul creara una dinastía similar a la que formó en los setentas (seis títulos de sus nueve de Liga MX) y que se ganó el mote de la “máquina”?

Desmantelaron al campeón

Parecía que nunca iba a llegar ese noveno campeonato para Cruz Azul. Parecía que las “cruzazuleadas” serían eternas. Parecía que había una maldición en el club.

Pero un equipo de jugadores y un entrenador de los que no se esperaba mucho, logró ganar el título de Liga MX y romper con la sequía.

Y hoy, un año después, ese equipo está parcialmente desmantelado.

De los 16 futbolistas de Cruz Azul que jugaron la final de vuelta ante Santos en el Clausura 2021, siete de ellos no están en el plantel un año después.

Y los siete jugadores (Walter Montoya, Guillermo Fernández, Luis Romo, Roberto Alvarado, Orbelín Pineda, Jonathan Rodríguez y Yoshimar Yotún) eran experimentados y consagrados.

Tan solo con la salida del atacante estrella "Cabecita" Rodríguez, La Máquina perdió sus 50 goles.

Y las bajas se notaron:

En el Clausura 2021, Cruz Azul fue el superlíder, sumó 41 de 51 puntos en el torneo regular, es decir el 80.3%. Anotó 26 goles y recibió solo 11 (líder en ambos rubros). Fue el campeón.

Un año después, en el Clausura 2022, La Máquina sumó 25 puntos de 51, es decir el 49% de los puntos disputados. Anotó 20 goles y recibió 17. Fue el octavo lugar de la tabla general y fue eliminado en cuartos de final por los Tigres.

Refuerzos sin cartel

No solo la salida de estos jugadores afectó a La Máquina, también contribuyó que los refuerzos que los suplieron no fueron la solución.

Los atacantes Iván Morales (cero goles), Ángel Romero (un gol) y Uriel Antena (dos goles) Cristian Tabó (un gol) y Romulo Otero (cero goles) no brillaron con Cruz Azul en este Clausura 2022. Y los defensas Erik Lira, Luis Abram, Alejandro Mayorga, y Charly Rodríguez tampoco marcaron la diferencia.

Una batalla sangrienta por la cooperativa

Cruz Azul es importante como club en la Liga MX, pero no es nada en comparación con su dueño, la Cooperativa Cruz Azul, una de las cementeras más importantes de México, y que es la que subsidia al equipo.

Y hay una batalla por el control de la cooperativa que lleva, al menos públicamente, una década. Es un negocio de miles de millones de dólares lo que está en disputa.

De un lado Guillermo “Billy” Álvarez, hijo de Guillermo Álvarez Macías, quien fue el fundador y líder de la cooperativa -con más de 90 años de historia- y el responsable de que el equipo sea hoy uno de los clubes más grandes de México.

“Billy” fue el líder de la cementera y del equipo de futbol desde 1986 hasta que en 2020 huyó después de que le giraran una orden de aprensión por supuesto lavado de dinero y delincuencia organizada.

El grupo opositor tomó el poder de la cooperativa y del equipo, el cual conserva.

En esa misma lucha por el poder, los dos grupos se enfrentaron a finales de abril por el control de una fábrica de cemento en Tula, Hidalgo (a 60 millas al norte de la Ciudad de México), que dejó ocho personas muertas y 11 lesionadas.

Hace unos días, “Billy” Álvarez reapareció en un video, en un intento por retomar el control de la cementera.

La lucha del poder en Cruz Azul no parece que vaya a terminar pronto.

Afecta al equipo

La batalla por la cooperativa Cruz Azul también afecta al equipo: Menos presupuesto para jugadores, cambios en directivos e inestabilidad con el entrenador.

En el tema económico, La Máquina tenía una plantilla valuada en 83 millones de dólares en 2020-2021, la cual bajó a 64 millones de dólares en 2021-2022, según datos de Transfermarkt.

Y Álvaro Dávila, el presidente de Cruz Azul que llegó en enero de 2021 y contrató como entrenador a Juan Reynoso, que a su vez terminó con la sequía de títulos, fue despedido en pleno Clausura 2022 en un raro movimiento.

El presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Cruz Azul, Víctor Velázquez, quiso disfrazar la salida de Dávila y argumentó que fue por motivos personales.

"Lamentamos informar que por asuntos personales el señor Álvaro Dávila ha decidido separarse del cargo de presidente ejecutivo del Club Deportivo Cruz Azul. La decisión no significa romper con la continuidad de los trabajos que se vienen realizando con el equipo de auxiliares y el cuerpo técnico", dijo Velázquez.

Jaime Ordiales fue la persona seleccionada para suplir en el puesto a Dávila y desde su llegada, según ESPN, ha tenido diferencias con Reynoso.

“Lo de Juan Reynoso son luchas intestinas, y los problemas y diferencias que tienen Jaime Ordiales y él, se ven reflejados aquí, desafortunadamente para Cruz Azul”, dijo Francisco Gabriel de Anda, ex jugador de Cruz Azul y hoy analista de ESPN.

El ingrato adiós a Juan Reynoso

Tras la eliminación de Cruz Azul en el torneo, Juan Reynoso expresó en redes sociales que deseaba seguir como DT de La Máquina para buscar el décimo campeonato del club.

“Desafortunadamente este torneo no terminó como esperábamos, pero me deja tranquilo que esta reconstrucción va por buen camino y hacia el mismo objetivo de siempre. ¡Muchas gracias a toda la afición azul! Ganamos la 9na y regresaremos más fuertes por la 10ma”, escribió Reynoso.

Pero la directiva celeste tiene otros planes y le dio las gracias a Reynoso.

“Los directivos de Cruz Azul siguen agregándole páginas al manual de cómo no se debe gestionar un equipo de fútbol. Son unos próceres en la generación del caos”, escribió el ex jugador Luis García, en su cuenta de Twitter.

El noveno título del club, ese que tardó 24 años en ganarse, parecería motivo suficiente para que Juan Reynoso permaneciera en el cargo durante un largo tiempo para lograr una dinastía exitosa.

Sería lo lógico en cualquier institución deportiva, menos en Cruz Azul, un club que se ha caracterizado por el caos y los errores constantes, y que ha hecho todo lo que tiene que hacer para que el siguiente título tarde otros 24 años en llegar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Conductor amenaza con arma de fuego a repartidor de DHL en la CDMX

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.