Los doctores creían que tenía un tumor y al operarla descubrieron una sanguijuela en su garganta

La ciencia está llena de historias increíbles. Y esta es una increíblemente desagradable.

Hacía 3 meses que una mujer vietnamita de 63 años tenía fuertes dolores de cabeza. En el hospital, le diagnosticaron un tumor de garganta y le programaron una cirugía para extirparlo de inmediato. Sin embargo, cuando los cirujanos comenzaron a trabajar no encontraron un tumor, sino una sanguijuela de unos 15 centímetros de largo que se retorcía dentro de lo senos paranasales de la paciente, que no ha sido identificada por su nombre.

Vía In The Know.

Los médicos creen que la sanguijuela estuvo en la garganta desde que empezaron los dolores. La paciente reside en Ha Giang, una región montañosa al norte de Vietnam que limita con China, y podría haber entrado en contacto con el animal durante un baño en agua de manantial.

Estas criaturas con forma de gusano y sin hueso tienen 300 dientes afilados distribuidas en tres juegos de mandíbulas circulares que usan para deleitarse con la sangre de las víctimas.

Los profesionales también explicaron que de no haberse detectado a tiempo, la sanguijuela habría atacado los senos paranasales de la paciente y le habría dificultado respirar, entre otros peligros.

No es la primera vez que este tipo de bichos sorprenden a médicos y pacientes. Tiempo atrás le extrajeron una de la nariz a esta pequeña asiática.

También le sucedió a este hombre en Vietnam.

¿Cómo es posible alojar un gusano tan grande en nuestro cuerpo? Una de las teorías es que la sanguijuela ingresa cuando es pequeña pero crece dentro, como en el primer caso de la mujer vietnamita.