Los desgarradores testimonios de los sobrevivientes de la letal marea humana en el concierto de Travis Scott

·6  min de lectura

La tragedia que se desató durante el concierto de Travis Scott en el festival Astroworld, en Houston, el pasado viernes 5 de noviembre ha consternado a la opinión pública por lo terrible de las muertes (8 personas), la multitud de personas lesionadas, el hecho de que el cantante pudo haber ayudado a frenar el desastre y las diversas y punzantes implicaciones que podría haber tenido ese incidente y que las autoridades investigan.

Un punto de vista crucial es de las personas que sobrevivieron a la terrible marea humana que avanzó hacia el escenario y comprimió y aplastó a personas contra otras.

Ayden Cruz, de 18 años, uno de los sobrevivientes de la terrible marea humana que dejó ocho muertos en el concierto de Travis Scott en Houston. (Captura de video / YouTube ( ABC News)
Ayden Cruz, de 18 años, uno de los sobrevivientes de la terrible marea humana que dejó ocho muertos en el concierto de Travis Scott en Houston. (Captura de video / YouTube ( ABC News)

Ayden Cruz, de 18 años, es uno de los sobrevivientes. Él comentó a la televisora ABC News que llegó un momento en el que “aceptó” que su muerte era inminente cuando se vio a la mitad de la muchedumbre que se comprimía y aplastaba de modo terrible.

Cruz al principio del incidente se había subido a una suerte de plataforma desde la que un camarógrafo grababa el concierto y desde allí trató de que Scott u otras personas se dieran cuenta del caos que se desarrollaba entre la audiencia y pararan el concierto.

“Gente está muriendo jodidamente allí. Estoy tratando de salvarle la vida a alguien, alguien que es el hijo de alguien”, dijo con desesperación Cruz. Pero nadie le hizo caso y tuvo que bajar de la plataforma. Fue entonces cuando quedó atrapado en la muchedumbre descontrolada. Cruz dijo a la estación ABC 13 que “al instante sentí ‘esto no va bien, tenemos que irnos de aquí’…”. Pero tanto él como su novia quedaron atrapados.

Una ambulancia entre la muchedumbre que asistió al concierto de Travis Scott en el festival Astroworld en Houston, Texas, el 5 de noviembre de 2021. (Reuters/Twitter/@onacasella)
Una ambulancia entre la muchedumbre que asistió al concierto de Travis Scott en el festival Astroworld en Houston, Texas, el 5 de noviembre de 2021. (Reuters/Twitter/@onacasella)

“Empecé a empujar [para apartar a quienes lo presionaban] y comencé a sentir como una pared de ladrillo, empecé a gritar ‘ayuda’, les gritaba a todos lo que veía ‘ayuda, movámonos, empujemos’…” para tratar de contener la marea humana que los aplastaba.

“Después de que la gente se caía, la multitud se movía y yo caí encima de ellos, encima de sus cuerpos y podía escuchar a la gente en su agonía”, contó Cruz, quien escuchó también los gritos desesperados de Brianna Rodríguez, una de las personas fallecidas, que no estaba muy lejos de él.

“Cuando me estaba cayendo vi a Brianna y a Xavier, quien la estaba sosteniendo, caer de espaldas y gente cayéndonos encima a nosotros, cayendo en mis piernas, en mi estómago, en mi cara. Pude escucharla a ella decir ‘no puedo respirar, no puedo respirar’ y recuerdo que tenía demasiado peso sobre mi cuerpo”, contó Cruz a ABC 13.

Cruz salvó la vida y dio su testimonio, pero Brianna y otras siete personas no tuvieron esa fortuna.

Otra joven, Diana Amira, de 19 años, también quedó atrapada en la marea humana. Ella dijo a NBC News que en ese momento que “yo necesitaba respirar… pero mis costillas estaban tras apretadas que no podía expandir mis pulmones para tener aliento”. Videos con su testimonio fueron publicados en TikTok.

“El sonido más espantoso que he escuchado”

TK Téllez, de 20 años, dijo a CNN que cuando Travis Scott comenzó a interpretar su primera canción ya había personas desmayándose a su alrededor. “Todos estábamos gritando por ayuda pero nadie nos ayudaba o nos escuchaba. Fue horrible. Gente gritando por sus vidas pero nadie podía salir de allí, nadie podía mover un músculo”.

La situación fue aterradora, contó Téllez: “Todos estaban llorando, fue el sonido más espantoso que he escuchado…”.

Testimonios señalan que muchos fueron los que gritaban para que el concierto se detuviera, pero nadie los escuchó o les hizo caso a tiempo para prevenir la tragedia.

En Twitter, en otro testimonio, el usuario Cody Hartt dijo que cuando se estaba desarrollando la marea humana y gente caía necesitada de ayuda para poder respirar, “yo grité por ayuda muchas veces, alerté a seguridad, le pregunté a todos en la multitud si había alguien certificado en resucitación cardiopulmonar. Nadie nunca me respondió. Se me decía ‘ya sabemos, pero no podemos hacer nada para detener el espectáculo, ellos lo están transmitiendo en vivo’…”.

Hartt también dijo en Twitter que le pidió a personal en un escenario en Astroworld que estaba vacío y era cercano a donde Travis Scott tocaba que “alguien con acceso a un micrófono pidiera que se detuviera el concierto pero ellos me dieron la espalda”.

¿Cuántas vidas se podrían haber salvado si el concierto hubiese sido detenido a tiempo? Esa es una punzante pregunta.

Aunque demasiado tarde para evitar los fallecimientos, el espectáculo en efecto fue detenido y el propio Travis Scott pidió desde el escenario que ayudaran a una persona, según contó Jordan Bryan a Fox News.

Bryan dijo que “fue una lucha para respirar. Estábamos apretados como sardinas. No podía mover mis brazos ni hacia arriba ni hacia abajo. Hacía mucho calor… La gente se desmayaba. Yo respiraba hondo, tratando de ponerme tan arriba como podía para alcanzar aire fresco. Fue una lucha, yo solo trataba de mantenerme en las puntas de mis pies tratando de alcanzar aire”.

En el caso de Bryan, se encontraba muy cerca del escenario y pudo incluso tomar un video de Travis Scott pidiendo ayudaran a personas.

Un memorial a las ocho personas muertas en el concierto de Travis Scott fue colocado frente al lugar en el que se desarrolló el festival AstroWorld de Houston, Texas. (Getty Images)
Un memorial a las ocho personas muertas en el concierto de Travis Scott fue colocado frente al lugar en el que se desarrolló el festival AstroWorld de Houston, Texas. (Getty Images)

Y sobre la terrible marea humana que causó la tragedia, Bryan dijo que “ellos fueron como un ‘empujen, empujen’ colectivo, estaban tratando de llegar al frente [hacia el escenario]… A nadie le importó nada…”.

El dolor y horror de esos momentos los describió también a CBS News Basil Baig, cuyo hermano Danish fue uno de los fallecidos.

“Yo vi a mi hermano recibir resucitación [cardiopulmonar]… Traté encontrarme con él, pero él se perdió, se perdió en la muchedumbre. Vi por encima de mi hombro, estuvo allí por un segundo… ¡Él no se merecía esto, no se merecía esto!”, lloró Baig.

La investigación sobre el trágico incidente está en marcha, y mucho es todavía lo que los organizadores, las autoridades y el propio cantante tendrán que aclarar sobre lo que sucedió esa fatídica noche y sobre lo que pudo y debió ser hecho y no se hizo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.