Los CEOs de las grandes tecnológicas ya lo reconocen abiertamente: toca apretarse el cinturón

·5  min de lectura
BEVERLY HILLS, CALIFORNIA - SEPTEMBER 07: (L-R) Kara Swisher and Amazon President and CEO Andy Jassy speak onstage during Vox Media's 2022 Code Conference - Day 2 on September 07, 2022 in Beverly Hills, California. (Photo by Jerod Harris/Getty Images for Vox Media)
BEVERLY HILLS, CALIFORNIA - 7 DE SEPTIEMBRE: Kara Swisher y el CEO de Amazon, Andy Jassy, hablan durante la Conferencia Code 2022 de Vox Media - Día 2 el 7 de septiembre de 2022 en Beverly Hills, California. Foto de Jerod Harris/Getty Images para Vox Media

Algunos de los más importantes CEOs de la industria tecnológica alertaron esta semana de que, si bien se han contenido durante todo el verano, ha llegado la hora de apretarse los cinturones: eso significa, básicamente, que se avecinan despidos y recortes en masa.

"La fiesta ha terminado", afirmó el editor senior de mercados en Yahoo, Myles Udland, en su reporte matutino de este viernes. “No está claro si los inversores están escuchando. O si realmente les importa. O si el mensaje es para ellos”, escribió.

Las alarmas comenzaron a sonar durante la Code Conference que se llevó a cabo estos días en Los Ángeles y a donde asistieron el CEO de Alphabet (GOOGL | GOOG) , Sundar Pichai; el CEO de Snap, Evan Spiegel; y el CEO de Amazon, Andy Jassy.

Todos, de una forma u otra, ​​señalaron la necesidad de reestructurar la forma en que sus empresas se han manejado hasta ahora con los gastos y las contrataciones. Se trata del más reciente aviso de lo que ha sido una campaña de meses para dejar en claro que los tiempos han cambiado.

Alphabet

Pichai dijo que su empresa se siente “muy insegura” sobre el panorama macroeconómico actual y está trabajando para “descubrir cómo hacer que la empresa sea un 20% más productiva”, según informó CNBC. Al final del segundo trimestre, Alphabet empleaba a unas 174.014 personas.

A los comentarios de Pichai -quizá los que más sacudieron a la industria tech- les siguió un informe de The Information, que citó un correo electrónico enviado a los gerentes de Google la semana pasada. El correo habló de la necesidad de controlar mejor los gastos, especialmente los viajes de negocios.

Snap

Durante su alocución en la Code Conference el miércoles, Spiegel de Snap se unió al sentimiento derrotista de los ejecutivos y dijo: “No vemos muchas cosas que nos hagan sentir optimistas, por lo que hemos tenido que hacer es realmente reestructurar nuestro negocio”.

Al cierre de julio, Snap anunció que había recortado alrededor del 20% del personal y revertido una serie de iniciativas como parte de un plan establecido para ahorrarle a la empresa unos 500 millones de dólares al año.

“Tenemos la intención de reducir sustancialmente nuestra tasa de contratación, así como la tasa de crecimiento de los gastos operativos. Volveremos a priorizar nuestras inversiones e impulsaremos un enfoque renovado en la productividad”, dijo Snap en su carta trimestral a los accionistas antes de estos despidos.

BEVERLY HILLS, CALIFORNIA - SEPTEMBER 07: Snap Inc. Co-founder and CEO Evan Spiegel speaks onstage during Vox Media's 2022 Code Conference - Day 2 on September 07, 2022 in Beverly Hills, California. (Photo by Jerod Harris/Getty Images for Vox Media)
BEVERLY HILLS, CALIFORNIA - 7 DE SEPTIEMBRE: El CEO de Snap Inc., Evan Spiegel, habla durante la Conferencia Code 2022 de Vox Media. Foto de Jerod Harris/Getty Images para Vox Media

La compañía, dueña de Snapchat, Spectacles, Bitmoji y Zenly, señaló que “es posible” que incurra en costos de transición a corto plazo a medida que ejecuta estos cambios, “pero como resultado esperamos emerger con una estructura de costos más enfocada”. Sus acciones han perdido un 70% en lo que va del año.

Amazon

Los comentarios de Jassy en la Code Conference fueron un poco más alentadores: “No creo que nos vean contratando con las mismas tarifas que contratamos. Pero estaremos contratando”, reportó The Wall Street Journal.

Durante la pandemia, Amazon primero elevó su salario mínimo promedio a $18 dólares la hora, luego llevó a cabo una gran ola de contratación, especialmente en sus almacenes, al tiempo que adoptó completamente el modelo de trabajo remoto a nivel corporativo.

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de un salario mínimo aún más alto, de $25 dólares por hora, Jassy dijo en la Code Conference que eso no sería razonable. “Hay un límite en la economía que puedes pagar y tener un negocio que puede ser rentable”, respondió.

Netflix

Entretanto, The Wall Street Journal informó esta semana que Netflix está buscando reducir costos en su negocio, en particular los costos de computación en la nube pagados a Amazon Web Services, pero también en otras áreas como la cantidad de regalos que los empleados de la empresa reciben cada año.

Netflix dijo que perdió casi un millón de suscriptores en el trimestre de junio, citando una mayor competencia. La compañía ha despedido a más de 400 empleados este año y ha dicho que mantendrá estable su gasto en nuevas películas y programación de televisión. Pero los esfuerzos de reducción de costos son más profundos y tocan la mayoría de los rincones del negocio, y la empresa decidió imponer una mayor disciplina financiera.

Meta y Tesla

En junio también se había pronunciado al respecto el CEO de Meta Platforms, Mark Zuckerberg, quien dijo a sus empleados que se preparen para “una de las peores recesiones que hemos visto en la historia reciente”. El mismo mes, Elon Musk confesó que tenía un “súper mal presentimiento” sobre la economía global y anunció planes para recortar el 10% de la fuerza laboral de Tesla.

Myles Udland no cree que la audiencia de estos comentarios sean los inversores, sino los empleados. “El aumento de las tasas de interés aumenta el costo del capital para todas las empresas, lo que requiere que los equipos tomen decisiones de gasto más intencionales”, escribió.

Para muchas empresas de tecnología, las cifras de crecimiento han sido suficientes para mantener a los inversores y al personal entusiasmados con el negocio, y para mantener a raya a los contadores en el departamento de finanzas.

Los salarios altos, los presupuestos flexibles y los equipos en constante crecimiento son la norma cuando el capital es abundante y el negocio está creciendo. Pero, a medida que “se aprietan los tornillos” en todas las industrias, el liderazgo ha tratado de transmitir las realidades más duras de este nuevo entorno: cortes serios en presupuesto y personal.

“Mire el mercado de valores y sabemos que los inversores han expresado su opinión sobre el sector tecnológico”, dice Udland en el reporte matutino de Yahoo. Sin embargo, aún queda trabajo por hacer cuando se trata de que los empleados realmente escuchen el mensaje.

También te puede interesar:

VIDEO | 5 aplicaciones para controlar mejor tu dinero