Los candidatos intentan seducir a los ecuatorianos en el cierre de campaña

Por Yury García
Los principales aspirantes a la presidencia de Ecuador cerraron el jueves sus campañas electorales en la ciudad de Guayaquil con masivos mítines y caravanas en los que intentaron seducir a millones de votantes para que los respalden en los comicios del domingo. En la imagen, el candidato Lenín Moreno (I sentado), de la alianza PAIS, saluda a sus seguidores en un acto de campaña en las calles de Babahoyo, Ecuador, el 16 de febrero de 2017. REUTERS/Henry Romero

Por Yury García

GUAYAQUIL, Ecuador (Reuters) - Los principales aspirantes a la presidencia de Ecuador cerraron el jueves sus campañas electorales en la ciudad de Guayaquil con masivos mítines y caravanas en los que intentaron seducir a millones de votantes para que los respalden en los comicios del domingo.

Los sondeos muestran que los ecuatorianos están divididos entre el oficialista Lenín Moreno, quien representa la continuidad del proyecto político del presidente Rafael Correa, y el opositor Guillermo Lasso, quien ofrece un giro hacia una economía abierta al mercado.

Moreno, quien sufre paraplejia y se moviliza en silla de ruedas, lidera las encuestas con sus promesas de fortalecer el proyecto social de Correa y mantener un estilo conciliador, pero según los sondeos no lograría ganar en primera vuelta y evitar una segunda vuelta en abril.

Sus seguidores, sin embargo, aseguraban a gritos en un mitin al sur de Guayaquil que Moreno ganaría en "una sola vuelta", flameando banderas verdes que identifican al movimiento político de Correa.

"Voy a ser su presidente desde el 24 de mayo, por eso necesito unidad. Vienen nuevos tiempos y es necesario otro estilo, el estilo de diálogo, de la mano extendida. Vamos hacia el futuro, el futuro no se detiene", dijo Moreno en su última acto político antes de los comicios.

Al otro lado de la ciudad, el banquero Lasso prometía un cambio que incluye la creación de fuentes de trabajo, derogación de impuestos y mayor desarrollo económico del país, golpeado por los bajos precios del crudo.

Lasso, quien se postula por segunda ocasión a la presidencia, aprovechó su cierre de campaña para llamar a los otros partidos opositores a unirse para vencer a Moreno en la segundo vuelta, que según el candidato "es una certeza".

"Solo hay dos opciones: o votas por el continuismo de Correa y Moreno o votas por el cambio", sentenció Lasso desde una tarima levantada en un sector acomodado al norte de Guayaquil, en medio de una leve lluvia.

En tanto, la asambleísta y opositora Cynthia Viteri, quien aparece tercera en los sondeos con una tendencia creciente, lideró una caravana motorizada por varias calles de Guayaquil seguida por cientos de sus simpatizantes.

Los otros candidatos, que en los sondeos aparecen con menos del 8 por ciento de respaldo, decidieron recorrer varias ciudades y realizar mítines en puntos específicos donde reúnen mayor apoyo popular.

Para el domingo están habilitados para votar unos 12,8 millones de ecuatorianos. Si ningún candidato obtiene la mayoría absoluta de votos válidos o el 40 por ciento con una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre su más cercano perseguidor, se celebrará una segunda vuelta el 2 de abril.

El nuevo mandatario asumirá el cargo el 24 de mayo por un periodo de cuatro años. En los comicios también se elegirán a 137 miembros de la Asamblea Nacional.