Los bancos europeos se preparan para una lenta revolución de los pagos

Por Huw Jones
En la imagen, fuegos artificiales en el distrito financiero de Fráncfort, junto a la sede del BCE, el 1 de enero de 2018. REUTERS/Kai Pfaffenbach

Por Huw Jones

LONDRES (Reuters) - La nueva normativa europea sobre pagos y banca online que entrará en vigor el sábado supone el inicio de una revolución "a fuego lento" que presionará a la banca minorista tradicional y podría forzar a que las entidades replanteen sus modelos de negocio, dijeron reguladores.

La segunda Directiva de Servicios de Pago (PSD2, por su sigla en inglés), que permite a las empresas minoristas y consumidores evitar a los bancos con la autorización de los pagos directamente desde cuentas personales, entre otras cuestiones, busca reducir costes y aumentar la variedad de elección al ampliar el abanico de empresas que ofrecen servicios financieros.

La normativa de la UE, que también refleja los rápidos avances tecnológicos en el sector de la banca, como el uso de los teléfonos móviles, abre la puerta tanto a aplicaciones "fintech" online como Money Dashboard, Plum y Moneybox como a gigantes del tamaño de Amazon, Apple, Facebook o Google.

"El desarrollo del mercado probablemente sea a fuego lento", dijo Karina McTeague, directora de supervisión de banca minorista del regulador británico FCA. "Nosotros, como todos en este sector, no sabemos exactamente en qué dirección irá", dijo.

Los expertos dicen que la directiva probablemente tenga una gran repercusión para los bancos minoristas tradicionales.

Aunque las empresas con licencia PSD2 no estarán autorizadas a ofrecer depósitos ni conceder préstamos, podrían afectar a los bancos ya que las tarjetas de crédito y débito no serán necesarias para la mayoría de las transacciones online de sus clientes.

Los clientes también podrán autorizar a que las empresas accedan a sus cuentas para ayudarles a administrar sus finanzas, por ejemplo guiándoles hacia préstamos más baratos o fusionando datos de cuentas con más de un banco, algo a lo que las entidades financieras se resistían hasta ahora.

"PSD2 es una regulación revolucionaria que probablemente apunte al final de las sucursales de bancos comerciales en el medio-largo plazo", dijo Michael McKee, jefe de regulación financiera de la firma legal DLA Piper.

La FCA dijo que ha recibido 40 solicitudes de licencias para servicios PSD2 en Reino Unido. El sábado podría haber concedidas hasta una docena, añadió.

La directiva pone a la UE al frente de los esfuerzos para acabar con el papel central de los bancos en el modo de pago por los bienes y servicios online y alienta la competencia dando a los clientes el derecho a compartir los datos de sus cuentas.

Las startups del sector en Estados Unidos han argumentado que una premisa poco conocida de la ley Dodd-Frank les da derecho a recabar datos de las cuentas de sus clientes, pero dicen que algunos bancos han sido lentos en dar cumplimiento.


BANCA ABIERTA

El sistema de banca abierta podría tardar un tiempo en ganarse el favor del público.

Los esfuerzos del gobierno británico para facilitar el cambio de cuentas bancarias ha tenido un éxito limitado debido a la propia inercia de los clientes. Convencer a los clientes de que los datos de su cuenta bancaria están seguros en unas terceras manos supone otra dificultad para su implantación.

"Será un reto que todos los bancos y empresas de pagos gestionen adecuadamente y a tiempo las solicitudes de acceso de los datos de clientes de los nuevos portales de banca abierta, dada su responsabilidad a la hora de proteger esa información" dijo Tim Dolan, abogado de Reed Smith.

Steve Tigar, consejero delegado del servicio de gestión de finanzas personales Money Dashboard, con sede en Edimburgo, dijo que las nuevas normas ayudarán a que sus negocios puedan generar confianza.

"Usar un servicio como Money Dashboard será habitual, algo que se opone al uso exclusivo que hace la gente pionera", dijo a Reuters.

El banco de Inglaterra ha dicho que las empresas de pagos y servicios de cuentas podrían ser la futura "cara" de las finanzas diarias, convirtiendo a los bancos minoristas tradicionales en meras cajas fuertes.

Esto supone un desafío para la banca. Un test de estrés del Banco de Inglaterra a los principales bancos británicos el pasado año dijo que la posibilidad de que la PSD2 encuentre el crédito más barato implicaría que los bancos perderían ingresos por descubiertos.

Los bancos tendrán que gastar más en márketing para atraer y retener clientes ante la mayor competencia, dijo el banco central.

"Creo que se han acabado los días en los que tenías un gran banco que ofrecía todos los puntos de contacto con los servicios financieros, te daba todos los productos y te retenía", dijo Anne Boden, consejera delegada de la upstart Starling Bank. "La PSD2 podría cambiar la banca para siempre".

Sin embargo, nada impide que los bancos compitan por ese mismo espacio. HSBC ya ha dicho que lanzará una nueva aplicación para agregar cuentas bancarias.

"Esperamos que se desarrolle un mercado mixto con pequeñas empresas desafiando a otras más grandes que ofrecen por primera vez estos servicios a sus clientes", dijo Christopher Woolard, director de estrategia y competencia de la FCA.

Los planes de que Reino Unido abandone la UE el próximo marzo no afectarán a la implementación de la directiva europea, porque todas las normas financieras de la UE se incorporarán a la ley británica.