Los 76ers siguen evolucionando y eliminan al Heat

Por TIM REYNOLDS
1 / 2

El camerunés Joel Embiid, de los 76ers de Filadelfia, patea el balón para comenzar el festejo, tras eliminar al Heat de Miami en la postemporada, el martes 24 de abril de 2018 (AP Foto/Chris Szagola)

El camerunés Joel Embiid, de los 76ers de Filadelfia, patea el balón para comenzar el festejo, tras eliminar al Heat de Miami en la postemporada, el martes 24 de abril de 2018 (AP Foto/Chris Szagola)

FILADELFIA (AP) — Dos años atrás, los 76ers no hacían sino caer. Ahora, lo que ha caído es el confeti, hasta cubrir la cancha, mientras el público desataba la fiesta.

Llegó la hora de creer en Filadelfia.

Embiid y Ben Simmons protagonizaron otro capítulo brillante en la evolución de los 76ers, que doblegaron el martes 104-91 al Heat de Miami y anclaron en la segunda ronda de la postemporada.

Filadelfia, que hace un par de años ganó sólo 10 partidos en toda la temporada, ha llegado ahora a instancias en las que no se instalaba desde 2012.

“En cierto modo, yo le había prometido esto a la ciudad”, afirmó Embiid.

En la segunda fase de los playoffs, los Sixers se medirán al ganador de la serie entre Milwaukee y Boston. Los Celtics tienen la ventaja por 3-2.

Filadelfia ganó la serie por 4-1 y desató la celebración en el Wells Faro Center. El camerunés Embiid sumó 19 puntos y 12 rebotes, mientras que Simmons totalizó 14 unidades y 10 rebotes, frente a un público que incluyó desde raperos hasta políticos, actores y niños.

El rapero Meek Mill volvió al recinto unas horas después de que el máximo tribunal de Pennsylvania ordenó su liberación mientras apela un fallo que lo declaró culpable de delitos relacionados con posesión de drogas y armas hace una década. Mill fue llevado por un helicóptero desde la prisión hasta Filadelfia, donde hizo sonar la campana ceremonial antes de que comenzara el quinto partido.

Antes del encuentro, Mill visitó en privado a los Sixers en el vestuario.

“Simplemente me alegró que él viniera a este tipo de partido”, comentó Embiid.