López Obrador y su plan para lograr el poder absoluto a través de la Suprema Corte

EFE/Sáshenka Gutiérrez

La doctora Margarita Luna Ramos, Magistrada de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), terminará su periodo en el cargo el próximo 18 de febrero, por lo que deberá ser sustituida. Por ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Senado tres nombres para que elija a quien ocupará ese puesto.

La terna del presidente está integrada por tres mujeres, con lo que se garantiza la presencia de género, pero no la equidad, asimismo los tres nombres corresponden a tres abogadas que, por su trayectoria personal, política y profesional son incondicionales del presidente López Obrador.

Destaca el caso de Yasmín Esquivel, esposa de José María Riobóo, asesor del presidente López Obrador, empresario y contratista que en meses recientes fue señalado para llevar a cabo la planeación del Tren Maya y el diseño y reacondicionamiento de la Base Militar de Santa Lucía en un aeropuerto civil.

Yasmín Esquivel considera que su relación matrimonial no tiene nada que ver con su nominación a la SCJN. “Tengo una carrera totalmente independiente a los empresarios, entre ellos a mi esposo. Cuando lo conocí ya había sido magistrada federal y era magistrada en el TCADF. Él tiene sus proyectos y su carrera, y yo la mía”.

Yasmín Esquivel / CUARTOSCURO.COM

Las otras dos nominadas por López Obrador son Loretta Ortiz Ahlf y Celia Maya García, quienes fueron propuestas para ese mismo cargo en diciembre para ocupar el puesto que dejó José Ramón Cossío Díaz.

Loretta Ortíz Ahlf, fue diputada federal de Morena y coordinadora de los Foros de la Paz para la estrategia de seguridad del gobierno federal, que tuvieron un final desastroso. Es esposa de José Agustín Ortíz Pinchetti, ex diputado federal y asesor de López Obrador cuando fue jefe del gobierno capitalino. En diciembre pasado renunció a su militancia en Morena ”para garantizar su independencia y autonomía en caso de llegar a la Corte”.

LEER | La catástrofe que puede causar AMLO por un error en su conferencia mañanera

Celia Maya fue candidata de Morena al gobierno de Querétaro, entidad en la que ocupó cargos en áreas judiciales, entre ellos el de consejera en el Tribunal Electoral. Aseguró en diciembre que el haber sido candidata por Morena “no sería un impedimento para actuar con imparcialidad, por lo que se negó a renunciar al partido.” (Reporte Índigo, 2 de febrero de 2019)

Por su parte el presidente Andrés Manuel López Obrador defendió en su conferencia de prensa matutina la terna que propuso al Senado para ocupar un lugar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Recibió críticas porque las tres postuladas son cercanas a él y a su partido, Morena.

“Es una facultad del Ejecutivo enviar la terna y cumplo con la ley. No hay un impedimento para que el miembro de un partido político pueda ser postulado para ocupar un cargo. Propuse tres mujeres que tienen mérito propio”. (ADN político, 4 de febrero de 2019)

La determinación del Senado, cualquiera que sea, garantiza al presidente López Obrador el avance en su proyecto de gobierno que, por la tendencia que se observa, incluye el dominio de los tres poderes federales. Él ocupa el Poder Ejecutivo, su partido Morena es mayoría en el Poder Legislativo y ya tiene una posición en el Poder Judicial con Juan Luis González Alcántara Carrancá.

LEER | La CNTE, profesionales del chantaje en México… y ahora le toca a AMLO

El sexenio anterior y al principio de éste, se manifestó la exigencia social y de algunos legisladores, para que hubiera una Fiscalía General de la República independiente y autónoma lo que no se logró al elegir el Senado a Alejandro Gertz Manero a quien se señala de ser “carnal” del presidente López Obrador, que antes lo había nombrado encargado del despacho de la PGR.

Con las nominaciones de las tres abogadas para ocupar la posición que dejará Margarita Luna Ramos, avanza Ya Sabes Quién en la conformación de una Suprema Corte “carnal”.

Con sus maniobras políticas, López Obrador hace hoy los que antes criticaba y mandaba oponerse radicalmente a sus seguidores en el Legislativo. El poder todo lo cambia. Las prioridades y la arquitectura política se ajustan a la conveniencia de un proyecto de gobierno que apenas esta en sus primeros trazos. Poco a poco se irá eliminando el contrapeso de un Poder Judicial que hoy está poblado por magistrados que vienen del pasado.