Londres ve progresos en el comercio con Irlanda del Norte sin activar medidas de emergencia

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El ministro de Vivienda del Reino Unido, Michael Gove, pronuncia un discurso durante la conferencia anual del Partido Conservador, en Manchester

DUBLÍN, 19 nov (Reuters) - Un ministro británico dijo el viernes que confiaba en que Londres podría superar el estancamiento con la UE sobre los acuerdos comerciales post-Brexit para Irlanda del Norte sin tener que activar medidas de emergencia para garantizar la circulación de mercancías.

El Reino Unido y la UE acordaron intensificar los esfuerzos para resolver las cuestiones comerciales de Irlanda del Norte esta semana, después de que Bruselas acogiera con cautela un cambio de tono de Londres tras semanas de deterioro de las relaciones.

Reino Unido había amenazado anteriormente con activar la cláusula de emergencia del acuerdo del Brexit, conocida como artículo 16, lo que podría llevar a una guerra comercial.

"Creo que la Comisión (Europea) ha adoptado un enfoque constructivo", dijo en una conferencia de prensa el ministro de Vivienda, Michael Gove, que estuvo a cargo de la aplicación del acuerdo de divorcio con la UE hasta principios de este año.

"(El ministro del Brexit) Lord Frost ha señalado que, aunque por supuesto siempre es posible que haya que invocar el artículo 16, confiamos en que podremos avanzar sin él".

Antes de una reunión con su homólogo europeo en Bruselas el viernes, Frost dijo que seguían existiendo diferencias significativas entre las posiciones de ambas partes y que la activación del Artículo 16 seguía "sobre la mesa".

El artículo 16 es un freno de emergencia que permite a cualquiera de las partes tratar de suspender las partes del acuerdo que introdujeron algunos controles sobre la circulación de mercancías a Irlanda del Norte desde el territorio continental de Reino Unido si dan lugar a dificultades persistentes.

Tras reunirse con Gove en el Consejo británico-irlandés, el primer ministro irlandés, Micheál Martin, dijo que detectaba un auténtico deseo de todas las partes de resolver los problemas.

Desde que abandonó la UE el año pasado, Reino Unido ha retrasado la introducción de algunos controles fronterizos diseñados para evitar la necesidad de una frontera dura entre la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda, miembro de la UE.

Londres dice que los controles son desproporcionados y amenazan el acuerdo de paz de Irlanda del Norte de 1998. La UE dice que los controles estrictos son necesarios para proteger su mercado único.

(Reporte de Padraic Halpin; edición de Jon Boyle y Giles Elgood, traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.