Londres seguirá trabajando para poner fin a las violaciones de los derechos humanos de China en Xinjiang

·1  min de lectura

Londres, 1 sep (EFE).- La ministra británica de Exteriores, Liz Truss, afirmó este jueves que el Reino Unido seguirá actuando con sus socios internacionales para "poner fin inmediatamente" a las "tremendas violaciones de los derechos humanos en (la región de) Xinjiang" cometidas por China.

En un comunicado divulgado hoy por el Foreign Office, Truss reacciona al informe de la ex Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos Michelle Bachelet, crítico con China, y resalta que "proporciona nueva evidencia de la extensión espantosa de los esfuerzos de China para silenciar y reprimir a los uigures y otras minorías de Xinjiang".

La ministra "tory" observa que ese informe "incluye evidencias espeluznantes, como testimonios de víctimas de primera mano, que culpan a China a ojos de la comunidad internacional, como acciones que podrían suponer crímenes contra la humanidad".

"Esto incluye evidencia creíble de detenciones arbitrarias y discriminatorias, tortura, violencia sexual y en base a género, violaciones de derechos reproductivos y la destrucción de lugares religiosos", señala la titular del Foreign Office, que aspira a suceder al "premier" saliente, Boris Johnson, al frente del Gobierno.

En la nota del Gobierno, Truss remarca que el Reino Unido "ha liderado los esfuerzos internacionales para que China rinda cuentas ante la ONU, ha impuesto sanciones a funcionarios del Gobierno chino y ha anunciado medidas para ayudar a asegurar que ninguna organización del Reino Unido era cómplice en estas violaciones mediante sus cadenas de suministro".

"Continuaremos actuando con socios internacionales para introducir cambios en las acciones de China y poner fin inmediatamente a sus tremendas violaciones de los derechos humanos en Xinjiang", concluyó la ministra.

(c) Agencia EFE