Londres reactiva un inmenso hospital de campaña contra el coronavirus

·3  min de lectura

El servicio público de salud británico (NHS), bajo fuerte presión por el aumento del número de pacientes con covid-19, anunció el jueves la reactivación de un gigantesco hospital de campaña creado en Londres a toda prisa durante la primera ola de la pandemia en abril.

El Reino Unido, donde se identificó hace dos semanas una nueva variante más contagiosa del coronavirus, ha registrado un número récord de contagios en los últimos días, haciendo temer que los hospitales de algunas zonas se vean superados en las próximas semanas.

"Los hospitales de Londres están bajo una gran presión debido a las altas tasas de infección de covid-19", afirmó un portavoz del NHS.

"Mientras el personal médico hace esfuerzos adicionales y la sanidad pública de Londres abre más camas en los hospitales de la capital para atender a los pacientes más enfermos, es esencial que la gente haga todo lo posible para reducir la transmisión del virus", añadió.

En este contexto, se ordenó que "el hospital Nightingale de Londres se reactive y esté listo para admitir pacientes si es necesario", afirmó, precisando que "este proceso está ya en marcha".

Este inmenso hospital de campaña, instalado en un centro de congresos de la capital en menos de diez días para hacer frente a la creciente afluencia de pacientes durante la primera ola del virus, abrió el 3 de abril.

Levantado con la ayuda del ejército, tenía una capacidad inicial de 500 camas, con la posibilidad de ampliar hasta 4.000, el equivalente a 10 hospitales convencionales. Pero se utilizó relativamente poco, en parte debido a la falta de personal sanitario disponible.

Otros hospitales de campaña, todos bautizados Nightingale en honor a una famosa enfermera británica, se establecieron en otros puntos del país.

Los de Mánchester y Harrogate, en el norte de Inglaterra, y Bristol, en el suroeste, se están utilizando actualmente para tratar a pacientes que no tienen covid-19, explicó el portavoz del NHS.

- Difícil combate -

"El número de enfermos hospitalizados con covid está aumentando bruscamente, por lo que el resto de los hospitales Nightingale están listos para admitir pacientes si es necesario", añadió.

El Reino Unido tiene uno de los peores balances de la pandemia en Europa, 73.512 muertes en los 28 días posteriores a haber dado positivo al test de covid-19, con 964 más registrados el jueves.

Casi 2,5 millones de personas han dado positivo en las pruebas de coronavirus en el país, de ellas 55.892 registradas el jueves, la cifra diaria más alta desde el comienzo de la pandemia.

Primer país del mundo en aprobar a principios de diciembre la vacuna del covid-19 desarrollada por Pfizer/BioNTech, el Reino Unido fue también la primera nación occidental en lanzar una campaña de vacunación a gran escala hace más de tres semanas.

Casi 950.000 personas recibieron desde entonces la primera de las dos dosis necesarias, anunció el jueves el ministerio de Sanidad.

Esta semana, el regulador británico fue también el primero en el mundo, seguido por numerosos países, en aprobar para su uso la vacuna desarrollada por el equipo británico AstraZenaca/Oxford.

Las autoridades sanitarias del país, que ya pidieron 100.000 millones de dosis de esta vacuna, esperan empezar a administrarla el lunes, acelerando así considerablemente la campaña.

"Nos espera un difícil combate en las próximas semanas y meses, ya que nos enfrentamos a una nueva variante de la enfermedad que requiere una nueva vigilancia", afirmó el primer ministro Boris Johnson en su mensaje de fin de año.

pau-acc/pc