Londres presentará el lunes la norma que anula partes del protocolo irlandés

·2  min de lectura

Londres, 10 jun (EFE).- El Ejecutivo británico confirmó este viernes que llevará el próximo lunes a la Cámara de los Comunes (baja) una legislación que permitiría anular de manera unilateral partes del protocolo para Irlanda del Norte acordado con el Brexit e introducir otro más beneficioso para el Reino Unido.

"El proyecto de ley ha sido acordado por los comités del gabinete (del Gobierno) relevantes y se llevará al Parlamento este lunes", corroboró hoy un portavoz oficial de Downing street, el despacho del primer ministro, Boris Johnson.

El portavoz precisó que también "se publicará, junto con el proyecto de ley, un resumen indicando cuál es el asesoramiento legal".

El pasado mes el Gobierno de Londres ya avisó de que estaba dispuesto a romper unilateralmente ese mecanismo firmado como parte del acuerdo del Brexit si la Unión Europea (UE) no accedía a sus demandas para modificarlo.

El Ejecutivo de Johnson acusó el pasado miércoles a la UE de no haber respondido a su invitación para retomar las negociaciones sobre este espinoso asunto y alertó de que impulsaría "en breve" un proyecto de ley para anular partes de ese acuerdo.

La legislación que previsiblemente se tramitará en las próximas semanas introduciría en la provincia británica un sistema alternativo al que contempla el citado protocolo, lo que tendría el efecto de anular parte de lo acordado en 2020 con Bruselas.

El Reino Unido, que pese a todo sostiene que quiere seguir negociando con la UE y que prefiere "una solución pactada", considera que las propuestas de la Comisión Europea para solucionar los problemas que plantea esa herramienta no son suficientes.

El protocolo establece que Irlanda del Norte sigue vinculada al mercado único comunitario para bienes, por lo que las mercancías que cruzan entre la isla de Gran Bretaña y ese territorio han de pasar controles aduaneros para así asegurar que la frontera entre las dos Irlandas continúa siendo invisible.

La nueva carga burocrática ha provocado, según Londres y los partidos unionistas norirlandeses, una escasez de productos además de originar tensiones políticas en la provincia.

El líder de la oposición laborista, Keir Starmer, ya ha indicado que votará en contra de la controvertida legislación impulsada por el Gobierno conservador, que también podría encontrar oposición entre sus propias filas y en la Cámara de los Lores.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.