Londres y París buscan cooperar, pero siguen enfrentados por los migrantes en el Canal de la Mancha

·1  min de lectura

El primer ministro británico y el presidente francés acordaron "intensificar sus esfuerzos" para hacer frente a las bandas de traficantes que organizan cruces ilegales, tras la muerte de 27 personas al naufragar la embarcación que buscaba llegar al Reino Unido. Sin embargo, mostrando la tensión entre ambos países, París indicó que espera que el Reino Unido "coopere plenamente y se abstenga de instrumentalizar una situación tan dramática con fines políticos".

Se trata de la mayor tragedia en el canal desde que hay registros. Ayer por la noche se produjo una reunión de emergencia en la residencia del primer ministro que terminó con una llamada entre Boris Johnson y el presidente francés, Emmanuel Macron.

Los dos líderes coincidieron en que hay que erradicar las mafias que trafican con seres humanos y acordaron emprender acciones, aunque no se concretaron las acciones. A partir de aquí empezaron de nuevo los reproches. Johnson ha dicho que Francia debería hacer más para frenar la inmigración ilegal y Macron ha pedido a Johnson que deje de politizar la situación.

Francia está molesta porque el Reino Unido no ha pagado todavía los 62,7 millones de euros que prometió en julio de 2021 para incrementar la vigilancia, la tecnología y los centros de ayuda para a inmigrantes en suelo francés.

Macron también insistió en que Francia y el Reino Unido tienen "una responsabilidad compartida" en este drama y pidió que la cooperación entre ellos sea "eficaz".

"Espero que los franceses reconsideren esta propuesta", dijo a la BBC


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.