Londres llama a la UE a "la calma" ante un posible conflicto comercial por Irlanda del Norte

·2  min de lectura
David Frost, secretario de Estado británico encargado del Brexit, en Bruselas el 15 de octubre de 2021 (AFP/François WALSCHAERTS)

El gobierno británico instó este miércoles a la Unión Europea (UE) a que "mantenga la calma y el sentido de la proporción" frente a la creciente amenaza de que surja un conflicto comercial a causa de las disensiones respecto a los acuerdos posteriores al Brexit sobre Irlanda del Norte.

Londres exige una renegociación profunda del protocolo norirlandés acordado en el marco del Brexit, que mantiene a esta provincia británica 'de facto' en el mercado único europeo.

Bruselas se opone, proponiendo solamente algunos ajustes, y las discusiones llevadas a cabo en las últimas semanas permanecen estancadas.

Al no considerarse satisfecha, Londres ha amenazado con recurrir al artículo 16 del protocolo, que le permite suspender de manera unilateral ciertas disposiciones. En represalia, los europeos mencionaron la posibilidad de suspender el tratado de libre comercio en vigor desde comienzos de este año, lo que hizo posible in extremis evitar un "no acuerdo", potencialmente muy doloroso económicamte.

"Sugiero de manera cortés a nuestros amigos europeos que mantengan la calma y el sentido de la proporción", declaró el secretario de Estado para el Brexit, David Frost, ante la cámara de los Lores.

"Nosotros sólo somos susceptibles de actuar de una manera riesgosa para todos si la UE reaccionase en forma desproporcionada y decidiera agravar los problemas en Irlanda del Norte en lugar de intentar reducirlos", continuó.

Además, aseguró que las negociaciones todavía no han llegado a un punto sin retorno. "No voy a abandonar este proceso hasta que quede claro que ya no es posible hacer nada más", indicó, advirtiendo que si éste fuera el caso, "las medidas de salvaguardia previstas en el artículo 16 serían nuestra única opción" posible.

Ante el aumento del riesgo de que haya un conflicto comercial, Irlanda, en primera línea, indicó el martes que trabajará sobre medidas de emergencia, "desempolvando" el plan preparado el año pasado en caso de "no acuerdo".

En llamadas mantenidas el miércoles con representantes de distintos partidos de Irlanda del Norte, el primer ministro de la República de Irlanda, Michael Martin, subrayó "el compromiso de la UE para resolver los problemas reales de la aplicación del protocolo" y subrayó la necesidad de dar a las conversaciones entre Bruselas y Londres "todas las posibilidades de éxito", dijo su oficina en un comunicado.

El protocolo en vigor desde comienzos del año en curso mantiene a la provincia británica en la unión aduanera y en el mercado único europeos, para evitar establecer una frontera física en la isla de Irlanda, que correría el riesgo de fragilizar el acuerdo de paz de 1998.

Las nuevas medidas han perturbado el suministro de Irlanda del Norte y provocaron la ira de los unionistas, fervorosos por permanecer en el Reino Unido, reviviendo así las tensiones comunitarias.

Londres exige en particular que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) no dirima las disputas comerciales y quiere establecer "un mecanismo de arbitraje", modificación que es inaceptable para los europeos.

gmo/cdu/spi/age-pc/bl

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.