Inglaterra estudia relajar las normas de viaje

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Un trabajador desinfecta una barrera en la zona de llegadas internacionales de la Terminal 5 del aeropuerto de Heathrow en Londres

LONDRES, 17 sep (Reuters) -Reino Unido estudiará el viernes la posibilidad de flexibilizar las normas de Inglaterra sobre la COVID-19 para los viajes internacionales, lo que supone un impulso a finales de la temporada para las compañías aéreas, de vacaciones y de turismo, que argumentan que no sobrevivirán a otro invierno de normas onerosas y burocracia.

Aunque Europa ha relajado las restricciones de viaje para los vacunados, siguen vigentes los costosos requisitos de las pruebas de COVID-19 para los que llegan a Reino Unido totalmente vacunados, lo que impide una recuperación de los viajes cuando se acerca el duro periodo invernal.

Sin embargo, el viernes podría anunciarse un cambio de normativa.

"El subcomité para la COVID del gabinete que decide estas cosas lo estudiará probablemente hoy mismo", declaró el Secretario de Agricultura, George Eustice, a Sky News.

Aeropuertos, aerolíneas y empresas de viajes han advertido al Gobierno de que se perderán más puestos de trabajo si no elimina las pruebas privadas y el llamado sistema de semáforo que clasifica los destinos en verde, ámbar y rojo.

"Hay cientos de empresas que no sobrevivirán este invierno a menos que se hagan cambios", dijo el viernes a Sky News el director general de TUI UK, Andrew Flintham.

Según los informes, el Gobierno eliminará el requisito de que los viajeros totalmente vacunados se sometan a una prueba de flujo lateral antes de salir de su destino y a una costosa prueba PCR a su regreso a Reino Unido, unos trámites que pueden añadir cientos de libras por persona a un viaje.

Los ministros también simplificarán las categorías de destino en bajo o alto riesgo, eliminando el color ámbar, según el periódico Times, y se espera que muchos países, incluido el popular destino de Turquía, sean eliminados de la lista roja de alto riesgo.

Flintham afirmó que cualquier nuevo sistema será mejor que el actual.

"Mejorará si nos alejamos de las medidas draconianas que estamos utilizando en este momento", dijo.

Los datos muestran que la recuperación británica del sector se está rezagando. Los vuelos en Reino Unido descendieron un 39% respecto a los niveles anteriores a la pandemia en las dos semanas anteriores al 6 de septiembre, mientras que en Francia, España e Italia el descenso fue de entre el 24 y el 28%, según Eurocontrol.

En la lista roja del Reino Unido hay actualmente 62 países, una designación que requiere pasar 11 noches en un hotel destinado a la cuarentena con un coste de más de 2000 libras. Se espera que los hoteles para cuarentena sigan vigentes para las llegadas de la lista roja.

Cualquier cambio en las normas de viaje se aplicará a Inglaterra, pero las administraciones descentralizadas de Escocia, Gales e Irlanda del Norte podrían seguir su ejemplo más adelante.

Más de 135.000 personas han muerto en Reino Unido a causa de la pandemia.

(Reporte de Costas Pitas; edición de Guy Faulconbridge y Sarah Young; traducción de Flora Gómez en la redacción de Gdansk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.