Londres califica de "tortura" el trato a una británica-iraní en Irán

·1  min de lectura
Richard Ratcliffe, marido de Nazanin Zaghari-Ratcliffe, intenta entregar una solicitud de liberación en la Embajada de Irán en Londres, el 8 de marzo de 2021

El trato reservado a la británica-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe en Irán, donde ha sido recientemente condenada a un año más de prisión, equivale a "tortura", estimó este domingo el canciller británico, Dominic Raab.

"Creo que el modo en que está siendo tratada equivale a tortura y los iraníes tienen la clara e inequívoca obligación de liberarla", declaró a la BBC Raab.

Procesada por "propaganda" contra la República Islámica, Zaghari-Ratcliffe, de 42 años, fue condenada el 26 de abril a un año de prisión y a un año sin poder salir del país, un mes después de cumplir una pena de cinco años de cárcel.

El canciller británico consideró que Teherán utiliza a Zaghari-Ratcliffe para hacer presión sobre Reino Unido, al igual que otros ciudadanos con doble nacionalidad detenidos o en manos de la justicia iraní.

Jefa de proyecto de la Fundación Thomson Reuters -filial de la agencia de prensa britanocanadiense del mismo nombre-, fue detenida en abril de 2016 en Irán, adonde había viajado para visitar a su familia.

Acusada de haber intentado derrocar al régimen iraní, lo que ella niega, fue condenada a cinco años de cárcel y estuvo detenida en la prisión de Evin.

Terminó de cumplir su pena, en arresto domiciliario, el 7 de marzo pero le confiscaron el pasaporte y le prohibieron salir del país.

Este asunto alimenta las tensiones entre Londres y Teherán.

Aunque Londres quiere resolverlo, según Raab, la dificultad reside en el contexto actual: elección presidencial en Irán y negociaciones para salvar el acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

spe/pz/tjc/zm