"Loco, cerdo, jodido lunático": lo que Obama habría dicho en privado de Trump

·3  min de lectura

Es sabido que entre Barack Obama y Donald Trump no han existido buenas relaciones. A lo más, se toleraron brevemente durante el tiempo, a finales de 2016 y principios de 2017, en que se dio la transición entre las administraciones del primero y del segundo.

Años atrás, Trump desplegó la falsa y racista teoría de que Obama no nació en Estados Unidos y, durante su gobierno, Trump se dedicó a estigmatizar y desmantelar tanto como le fue posible los logros de Obama.

El entonces presidente Barack Obama y el presidente electo Donald Trump se reunieron en la Casa Blanca en noviembre de 2016, luego de que Trump ganó las elecciones presidenciales de ese año.  Las relaciones entre ambos nunca han sido buenas. (AP Photo/Pablo Martinez Monsivais)
El entonces presidente Barack Obama y el presidente electo Donald Trump se reunieron en la Casa Blanca en noviembre de 2016, luego de que Trump ganó las elecciones presidenciales de ese año. Las relaciones entre ambos nunca han sido buenas. (AP Photo/Pablo Martinez Monsivais)

Con todo, durante parte de la administración de Trump, Obama se mantuvo apartado de los reflectores públicos en su crítica hacia Trump, lo que no significa que Obama no censurara a quien fue su sucesor, sino que simplemente no hizo, al menos por cierto tiempo, mayores críticas públicamente contra él.

Eso cambió conforme avanzó el mandato de Trump, y para las elecciones de 2020 Obama criticaba en toda la línea a Trump. En público, sus afirmaciones mantenían la formalidad pero, en privado, sus críticas contra Trump habrían sido mucho más punzantes. De acuerdo a un nuevo libro, Obama incluso usaba palabras altisonantes para aludir a Trump.

De acuerdo al relato de The Guardian, en el nuevo libro ‘Battle for the Soul: Inside the Democrats’ Campaigns to Defeat Donald Trump’ (Batalla por el alma: Dentro de las campañas demócratas para derrotar a Donald Trump’), de Edward-Isaac Dovere, se cuenta la forma en la que en ocasiones Obama se expresaba de Trump, que para 2020 había ya acumulado sobre sí, además de lo cáustico de sus políticas y sus actitudes autoritarias, racistas y xenófobas, dos procesos de impeachment y un manejo negligente de la pandemia de covid-19.

“Él es un demente”, habría dicho Obama, según el libro de Dovere, a personas que “buscaban sacarle una reacción a cambio de grandes donaciones para su fundación”.

“Nunca pensé que tendríamos [en la presidencia] a un cerdo racista y sexista”, habría dicho Obama en otra ocasión, aunque se cuenta que con más frecuencia él simplemente opinaba del gobierno de Trump que “no pensé que esto sería tan malo”.

Pero en otros momentos, de acuerdo al citado libro, las palabras altisonantes de Obama hacia Trump se volvían más filosas, al llamarlo “ese jodido lunático” o incluso “ese corrupto hijo de p…”. Esta última frase la habría emitido Obama cuando supo que Trump hablaba con el presidente Vladimir Putin y otros líderes extranjeros sin que hubiera asesores estadounidenses en las llamadas. Todo ello en el contexto de las investigaciones de la injerencia electoral rusa en el entorno de Trump que se realizaba.

LEE | Todos los grandes problemas legales que enfrenta Trump y podrían llevarlo ante una corte

En todo caso, aunque Trump perdió la elección presidencial de 2020 ante Joe Biden, aún mantiene una enorme influencia sobre el Partido Republicano, por lo que es una fuerza política mayúscula. A diferencia de pasados expresidentes, Obama incluido, Trump mantiene control sobre la mayoría de los republicanos y proyecta su peso político-electoral sobre las elecciones intermedias de 2022 y podría postularse de nuevo a la presidencia en 2024.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: El cerco de la justicia se estrecha en torno a Donald Trump