Locatarios de la Merced se sienten olvidados

·3  min de lectura

Kevin Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- A dos años del incendio de la nave mayor del Mercado de la Merced, un 24 de diciembre de 2019, los comerciantes han visto a cuentagotas el avance en la obra de reconstrucción, desesperados por regresar a su patrimonio, por lo que dijeron sentirse olvidados por las autoridades capitalinas.

Ante esto, el secretario de Desarrollo Económico capitalino, Fadlala Akabani, reconoció que el avance de la obra es de 70%, en donde ya instalaron losas, columnas de concreto, las instalaciones hidrosanitarias y colocación de madera para nuevas losas.

Aceptó que sí hubo un retraso de dos meses por temas relacionados con la pandemia y que en enero se avanzará con el proyecto para encaminarlo a su finalización, la cual se prevé para 2024.

Comerciantes de ese centro de abasto no ven un regreso pronto a sus negocios, a su patrimonio que construyeron durante años. A lo lejos ven las láminas que cubren y delimitan la obra con el resto de las actividades comerciales.

"Sí estamos muy olvidados por el gobierno en esta zona, la verdad", señaló Jorge Castillo, comerciante de verdura, quien espera que su madre, locataria de antaño, logre ver su nuevo establecimiento.

Refirieron que la obra no avanza con el paso de los años por falta recursos, según comentan los trabajadores que laboran en la nave afectada.

"Van detenidos, lentos porque no hay presupuesto y ahora nos dicen que la obra sólo llega en la parte afectada y que en la otra parte se hará una renovación, quién sabe. Hasta ahí sabemos, va para dos años y vea. Dejaron de trabajar, los albañiles quitaron maderas porque no había, es un relajo. No abarcan todo. Sí van muy lentos y ojalá y Dios quiera nos lo hagan en menor tiempo", añadió Castillo.

Esto fue negado por el secretario Akabani, quien aseveró que el avance hasta ahora "no tiene que ver con un tema de liquidez", porque todos los días se trabaja.

Con respecto al otro pedazo de la nave mayor, en la cual se mantiene las operaciones del Mercado de la Merced, el funcionario capitalino mencionó que conforme se avance también en la obra del incendio de 2013, va a ir ingresando los comerciantes a sus espacios, y esto les permitirá concentrarse en los afectados del incendio de 2019.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se constató que la obra no cuenta con un avance grande, a lo lejos se ven estructuras metálicas que son usadas por los albañiles para hacer su trabajo. Se ven vigas y un muro grande, no más, el resto es un terreno vacío y resguardo por policías.

En el otro extremo de la nave mayor, es decir, la parte que no quedó afectada por el incendio, los pasillos se hacen estrechos, hay que sortear tumultos de personas, diablitos, trabajadores con mercancía. Un siniestro mayor dejaría a muchos atrapados, pues son pocas las salidas.

Aunque el avance en la obra no es lo único que afecta a los locatarios, según los testimonios recabados por esta casa editorial, pues refirieron que durante este periodo de dos años todavía no hay protocolos de Protección Civil, mucho menos medidas de seguridad, y que las instalaciones eléctricas siguen siendo coyoteadas para que en los negocios puedan tener luz, lo que genera mayor inseguridad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.