Localizan sin vida a becario secuestrado en Guerrero

·2  min de lectura

CHILPANCINGO, Gro., julio 18 (EL UNIVERSAL).- Un becario del programa federal Jóvenes Construyendo el Futuro fue hallado muerto a balazos en la carretera federal Zihuatanejo-Acapulco, en un punto conocido como La Barrita, en el municipio de Petatlán, en la Costa Grande de Guerrero.

Este becario, junto con dos técnicas de programa Sembrando Vida, fue privado de su libertad la tarde del jueves en la comunidad serrana de El Durazno, en el municipio de Coyuca de Catalán, en la Tierra Caliente.

Sin embargo, las dos técnicas de Sembrando Vida fueron entregadas a militares la tarde del viernes. Mientras que el sábado por la mañana el becario fue hallado muerto con señas de tortura.

El becario respondía al nombre de Gilberto Tapia Mendoza.

Un familiar de Tapia Mendoza informó que la comisaria de El Durazno, Mari Flor Chávez, se había comprometido a entregar con vida a los tres retenidos.

Los familiares del becario responsabilizaron a la comisaria del Durazno y al coordinador regional del programa Sembrando Vida, Alejandro Tapia.

El delegado del gobierno federal, Iván Hernández Díaz, el viernes informó que las dos promotoras de Sembrando Vida ya están en su domicilio pero que seguían buscando al becario de Jóvenes Construyendo el Futuro.

El secretario del ejido Los Guajes de Ayala, en la sierra de Coyuca de Catalán, Javier Hernández Peñaloza, denunció que la tarde del jueves tres técnicos del programa federal fueron privados de su libertad por un grupo armado encabezado por los hermanos Espino Cortés, vinculado a la organización criminal la Familia michoacana.

Hernández Peñaloza explicó que los funcionarios de Sembrando Vida se encontraban en esas comunidades integrando el padrón de beneficiarios.

El dirigente comunitario contó que además de los tres funcionarios privados de la libertad, otros cinco lograron llegar a la comunidad de El Pescado, donde se encuentran refugiados.

Los pobladores de Los Guajes de Ayala han denunciado a los hermanos Espino Cortés, como cabezas del grupo armado que los acosa para talar ilegalmente sus bosques.

Apenas hace unos días, Hernández Peñaloza denunció la desaparición de cuatro integrantes -la madres, el padre y dos hijos, menores de edad- de una familia del poblado de El Pescado, como parte de los ataques que desde hace más de un año sufren por parte de la Familia Michoacana.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.