Localizan a un niño de cuatro años hondureño solo en la frontera mexicana

Agencia EFE
·2  min de lectura

México, 31 mar (EFE).- Autoridades mexicanas identificaron a un niño hondureño de cuatro años viajando sin compañía de familiares ni conocidos cerca del río Bravo en Reynosa, nororiental estado de Tamaulipas, en la frontera con Estados Unidos, informó este miércoles el Instituto Nacional de Migración (INM).

"Un niño, con apenas cuatro años de edad, fue detectado sin compañía, entre arboledas y matorrales de una zona fronteriza con Estados Unidos en Reynosa", expresó la autoridad en un comunicado.

El menor fue encontrado alrededor de las 13.00 horas (19.00 horas GTM) del martes en una zona conocida como Los Longoria, donde también se identificaron nueve personas (tres eran mujeres adultas) que no lo reconocieron como su familiar.

Por su condición "altamente vulnerable" debido a su edad y a no estar bajo el cuidado y responsabilidad de un adulto, dijeron en el comunicado, se avisó a las instancias de protección de la niñez, a la representación consular y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

De acuerdo con el documento, en reiteradas ocasiones personas migrantes han mencionado que los guías les recomiendan viajar con menores de edad, algo que, según ellos, facilita el paso de México a Estados Unidos.

El Instituto Nacional de Migración (INM) llevaba a cabo un sobrevuelo en la zona con apoyo de un helicóptero de la Guardia Nacional cuando observaron a un grupo de niños y mujeres corriendo y tratando de ocultarse.

Cuando se aproximaron a tierra, los agentes supieron que de los diez migrantes del grupo, nueve viajaban como familias pero encabezadas solo por madres (tres).

"Los diez migrantes de origen hondureño, que no pudieron comprobar su condición de estancia regular, quedaron bajo la atención y protección del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de la entidad", terminó el comunicado.

La llegada al Gobierno estadounidense de Joe Biden abrió esperanza para miles de migrantes que creyeron que sería más fácil llegar a Estados Unidos, lo que ha resultado en un crecimiento del flujo migratorio.

Los Gobiernos de México y Estados Unidos han abordado la cuestión en varias reuniones, y el viernes pasado el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, sugirió a Biden que entregue visas de trabajo para paliar la situación.

El mexicano Instituto Nacional de Migración ha detenido a más de 31.000 "personas irregulares" en lo que va del año, un aumento de cerca del 18 % comparado con el mismo periodo de 2020.

En Estados Unidos la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detuvo a 100.441 indocumentados en febrero, frente a 78.442 de enero, una tendencia al alza. Aunque aún no alcanza a mayo de 2019, cuando la CBP aprehendió a 132.856 personas y el entonces presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó a México con la imposición de aranceles.

(c) Agencia EFE