Localidades ucranianas sufren intensos bombardeos y combates

EUR-GEN UCRANIA-GUERRA (AP)
EUR-GEN UCRANIA-GUERRA (AP)

Localidades de Ucrania sufrieron más ataques y bombardeos intensos el miércoles mientras las fuerzas ucranianas y rusas trataban de avanzar en distintos frentes tras más de ocho meses y medio de guerra.

Al menos nueve civiles fallecieron y otras 24 personas resultaron heridas en las últimas 24 horas, según la oficina presidencial ucraniana, que acusó a Rusia de utilizar drones con explosivos, cohetes, artillería pesada y a la aviación para atacar ocho regiones en el sureste del país.

Las fuerzas de Kiev y Moscú se enfrentaron también durante la noche por el control de Snihurivka, un pueblo a unos 50 kilómetros (30 millas) al norte de la ciudad sureña de Jersón. El ejército ucraniano espera recuperar la ciudad controlada por Rusia, la única capital regional que tomó durante la invasión que comenzó el 24 de febrero, que es un objetivo crucial en su contraofensiva.

Kirill Stremousov, el número dos de la administración nombrada por el Kremlin en la provincia de Jersón, indicó en una publicación en Telegram que el ejército ucraniano había “ganado terreno" a lo largo de la línea de ferrocarril ubicada al norte de Snihurivka. En otra publicación, afirmó que las fuerzas rusas repelieron el avance ucraniano.

Jersón es una de las cuatro provincias ucranianas que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se anexionó de forma ilegal y donde luego impuso una ley marcial. El ejército de Moscú ha concentrado gran parte de sus recursos en el mantenimiento de las otras tres: Luhansk, Donetsk y Zaporiyia.

A principios de semana, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, reiteró que la devolución de todos los territorios ocupados es una condición para cualquier negociación de paz con Rusia. Es poco probable que el Kremlin entregue sus reclamos territoriales, que no están reconocidos por la comunidad internacional, sobre las zonas que se anexionó en septiembre o sobre Crimea, con quien hizo lo propio en 2014.

La oficina de Zelenskyy reportó amplios ataques rusos contra el sistema energético del país. Dos ciudades que no están muy lejos de la mayor central nuclear de Europa fueron bombardeadas durante la noche. Más de 20 edificios residenciales, una fábrica, un gasoducto y una línea eléctrica registraron daños en Nikopol, que está frente a la planta de Zaporiyia, en la otra orilla del río Dniéper.