Lobos marinos rescatados hace una semana, aún en estado crítico

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 4 (EL UNIVERSAL).- A una semana del rescate de dos hembras de lobo marino, el director general de Zoológicos y Conversación de la Fauna Silvestre de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, Fernando Gual Sill, informó que la condición de estos mamíferos aún es crítica, por lo que veterinarios mantienen estricta vigilancia de los ejemplares.

A través de un comunicado autoridades señalaron que ambos animales son hembras de entre tres y seis meses de edad, las cuales estaban deshidratadas; la pequeña pesaba cerca de 11 kilos y la de mayor tamaño pesó un poco más de 19 kilos.

"Vamos a incrementar la fórmula para que empiecen a ganar peso, que sería un signo de que están creciendo. Están cumpliendo casi una semana y apenas se estabilizaron, pero eso no quiere decir que estén fuera de peligro", declaró Gual Sill.

Añadió que tras observar a los especímenes se llegó a la conclusión de que aún son animales lactantes, que de inmediato necesitaban empezar a tomar suero y después leche especial que se emplea en animales silvestres, importada de Estados Unidos. "Seguramente estaban con la madre, todavía lactando, y al separarlas de la madre dependen 100% de los cuidados de ésta, ni siquiera están habituadas a tomar de la mamila, por lo que se tiene que hacer una alimentación forzada por sondeo y de eso depende su vida", explicó.

Asimismo Fernando Gual señaló que ambos lobos marinos están en una alberca de playa muy bajita en el Zoológico de Chapultepec. "Ahorita apenas se están estabilizando, haciendo ejercicio, aprendiendo a nadar, ya que son animales que nadaban poco por los peligros que hay en el mar", dijo.

Afirmó que personal del zoológico cuenta con la experiencia en el manejo de animales silvestres y que ambos ejemplares reciben tratamiento adecuado, sobre todo la loba marina más pequeña debido a que comenzó a regurgitar el alimento.

"Ahorita, que empiecen a habituarse a esa dieta, más adelante se irá incrementando la cantidad de aceite, que seguramente se les preparará un licuado con la leche y pescado, poco a poco se irá cambiando la dieta hasta poderles dar pequeños trozos de pescado. Una vez que los acepten, dárselos completos, como se les da a algunos de los adultos. Sin embargo, esto va a pasar meses para lograrlo".