El gran secreto que sus padres no quieren que sepa el Príncipe George

El Príncipe Guillermo y Kate Middleton están completamente decididos a ocultar a su primogénito un importante asunto. En palacio hay dadas instrucciones concisas para que nadie hable de un tema concreto delante del Príncipe George. El secreto que guardan los Duques de Cambridge es algo que podría cambiar la infancia del pequeño heredero al trono.

El Príncipe George, primogénito del Príncipe Guillermo y Kate Middleton.

Kate Middleton siempre ha querido que sus hijos tengan una infancia lo más normal posible.  El Príncipe Guillermo está completamente de acuerdo con su esposa en esta decisión.  El mismo Guillermo vivió una infancia como príncipe y ha experimentado que hay cosas que es mejor que un niño no sepa. O que lo sepa lo más tarde posible.

El importante secreto que Kate y Guillermo ocultan a su primogénito es que no quieren que George sea consciente todavía de que, en un futuro, se convertirá en Rey. Según la publicación “The Mirror”, los padres de George pretenden tenerle a salvo de esta información el mayor tiempo posible. Quieren evitar que su hijo pierda la infancia, o al menos la condicione, por la presión que supone conocer su destino como Rey. “Habrá un tiempo y un lugar para dejar que George crezca y entienda cómo encaja en el mundo”, ha asegurado el Príncipe Guillermo en una entrevista.

Se puede entender facilmente que si un crío es consciente de que en su destino está marcado por la una resposabilidad tan grande como es la de convertirse en Rey, esto le pueda impedir disfrutar de la maravillosa “ignoracia de la infancia”. Se puede entender que sus padres quieran prolongar en su hijo esa despreocupación. Pero, no les resultará fácil. Siempre puede haber alguien que diga lo que no debe delante de George. No es tarea sencilla la que se han propuesto los Duques de Cambridge.

Ahora, George es aún muy pequeño y es más fácil ocultarle un secreto. El primogénito de Kate Middleton acaba de cumplir este domingo 5 años. Veremos cuánto tiempo más logran sus padres que George disfrute, sin responsabilidades, de su infancia. Veremos.