Lo que puede comprar un mexicano en Qatar con 100 pesos

Un fanático mexicano puede sobrevivir con pocos pesos, pero comiendo tomates, arroz y pan. La leche, el agua y la cerveza son un lujo

Los fanáticos tienen prohibido beber cerveza en los estadios (Foto: REUTERS/Annegret Hilse)
Los fanáticos tienen prohibido beber cerveza en los estadios (Foto: REUTERS/Annegret Hilse)

Doha, la capital de Qatar, está arriba en el ranking entre las ciudades más costosas del mundo. Calificada como un destino turístico de lujo, rentar un departamento puede superar los 3.000 dólares. Sin embargo, algo ha sorprendido a los blogueros latinoamericanos que han llegado al país del Medio Oriente para asistir al Mundial de Fútbol: el costo de los alimentos.

Aunque ya en 2018 un informe de mercado de Global Living afirmaba que Doha era el lugar más costoso para salir y tomarse un café (alrededor de los 6 dólares), hoy la variedad de productos importados parece ayudar a algunos bolsillos. “No está nada mal, para lo que se dice de Qatar, que es súper caro y necesitabas millones de dólares para venir, pues no. Esto es común. Me atrevo incluso a decir que en México sería más”, dice el youtuber mexicano Rocco Contreras, en un video publicado el pasado 20 de noviembre.

Aunque la afirmación del youtuber puede ser un poco exagerada, es cierto que en el mercado hay opciones para adaptarse a lo abultado o estrecho del bolsillo. Un Riyal Catarí –la moneda oficial– equivale a 5,3 pesos mexicanos. Entonces, ¿qué se pueden comprar con 100 pesos mexicanos en Qatar? Si se opta por lo más económico es posible incluir en la bolsa un kilo de manzanas, por 6 riyal (32 pesos); el mismo peso de tomate, 3,50 riyal (21 pesos); el kilo de arroz ronda los 3,5 riyal (18 pesos); y una bolsa de pan para sándwich, por 4 riyal (21 pesos). Todo suma 92 pesos mexicanos, un total de 53 pesos menos que lo que costaría comprar los mismos productos en la cadena de supermercados Soriana.

Hay otros insumos que están muy por encima de la media: una botella de agua de 1,5 litros y un litro de leche, cada uno por 7 riyal (37 pesos), por lo que en México se adquiere un envase de 10 litros. La leche también es mucho más cara, en Doha un litro costará 16 riyal, la mitad del precio en México. El filet de salmón, sin embargo, tiene un costo similar en ambos países: 89 riyal (477 pesos).

Donde no existe ahorro para ningún bolsillo es en la cerveza. Prohibido el consumo de alcohol por las conservadoras leyes islámicas, apenas es posible consumir esta bebida en hoteles y algunos locales preparados para atender a los fanáticos extranjeros. Así, por lo que en México se compra un pack de 12 cervezas (alrededor de 260 pesos), en Qatar apenas se consume un vaso, según registra La República.

Cuestión de ingresos

Que la vida sea más cara en Qatar también tiene que ver con el salario que reciben sus trabajadores. Aunque no existe un tabulador de salario mínimo, un empleado obtiene en promedio –de acuerdo a las agencias de noticias– alrededor de 3.000 dólares mensuales. Los menos beneficiados son los inmigrantes recién llegados o los trabajadores domésticos, cuyos ingresos apenas ronda los 500 dólares.

LEE TAMBIÉN: Mexicanos están entre los millonarios de Latinoamérica que más contaminan

Este monto más bajo es incluso el doble del salario mínimo mexicano, establecido en promedio de 270 dólares. La pequeña economía qatarí goza de estabilidad, sus precios apenas han experimentado una inflación de 1% en el último año, contrario a la aguda situación mundial producto del conflicto en Ucrania y la recesión que dejó la crisis sanitaria por la Covid.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La tecnología de Qatar 2022 es algo fuera de este mundo. Asombra y espanta