Lluvias remiten en el norte de Chile, pero se mantiene alerta por aluviones

Agencia EFE

Santiago de Chile, 29 ene (EFE).- Las fuertes precipitaciones que han afectado al norte de Chile desde el pasado lunes han comenzado a remitir parcialmente este miércoles, aunque aún se esperan lluvias de intensidad moderada y tormentas eléctricas, y las autoridades mantienen algunas zonas en alerta ante posibles aluviones.

El temporal ha dejado hasta el momento a cerca de 600 personas aisladas debido a las crecidas en los ríos e inundaciones provocadas por las lluvias, más de 3.000 casas dañadas y un fallecido.

El pronóstico de precipitaciones del Informe de Riesgo Meteorológico para las norteñas regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta prevé un descenso drástico en las precipitaciones para este jueves.

No obstante, en la región más afectada, Atacama, aun se esperan para esta jornada precipitaciones de intensidad moderada, que continuarán el jueves pero de forma débil, según el pronóstico.

El evento estará acompañado de tormentas eléctricas en la cordillera y precordillera, condición afectará también esta jornada a la región de Antofagasta.

Para la también norteña región de Coquimbo, las autoridades pronostican para este jueves el desarrollo de tormentas eléctricas en los sectores cordilleranos junto a débiles precipitaciones.

Con estos antecedentes, el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) consideró que la posibilidad de ocurrencia de remociones en masa, tales como flujos de detritos (aluviones), deslizamientos o caídas de rocas (derrumbes) es de carácter "alto" en la zona de valles, precordillerana y cordillerana de Atacama y de "bajo" a "moderado" en la zona cordillerana y precordillerana de Coquimbo.

El agua de las lluvias que cada año en estas fechas precipitan en la altura del altiplano de Bolivia recorren cientos de kilómetros por las laderas de la cordillera de Los Andes hacia Chile causando riadas y crecidas que afectan principalmente a urbes ubicadas en medio del desierto de Atacama.

Este fenómeno, conocido como "invierno antiplánico" dejó a comienzos del año pasado seis muertos en el norte de Chile a causa de las inundaciones provocadas cerca de la ciudad de Calama, en la región de Antofagasta.

Este martes, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, visitó las zonas afectas y decretó estado de catástrofe, lo que permite comprometer ayuda para enfrentar esta emergencia.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, llegó esta mañana hasta la región de Atacama para visitar en terreno los lugares afectados y decidió ampliar el decreto de zona de emergencia agrícola por escasez hídrica para poder activar los recursos que sean necesario para superar la crisis.

(c) Agencia EFE