A pesar de las lluvias, las presas tienen poca agua en Querétaro

·2  min de lectura

QUERÉTARO, Qro., julio 31 (EL UNIVERSAL).- Pese a las fuertes lluvias registradas esta semana, casi el 30% de las siete principales presas del estado están cerca de quedarse secas, mientras que otro 43% de estos cuerpos de agua tiene menos de 20% de su capacidad de almacenamiento.

Lo anterior se desprende del reporte publicado ayer por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el cual detalla que en Querétaro hay 25 embalses controlados por la autoridad federal, aunque únicamente se toman en cuenta siete en los registros de almacenamiento que publica la dependencia.

Las siete presas son: el Batán, en el municipio de Corregidora; presa Constitución de 1917 y la Llave, ambas en San Juan del Río; San Ildefonso, en Amealco; El Centenario, en Tequisquiapan; la presa de Jalpan; y La venta, en Pedro Escobedo.

De los siete cuerpos de agua mencionadas, el 28%, es decir, dos presas, están cerca de quedar secas; mientras que en otros tres casos, que equivale al 43%, se tiene menos de 20% de su capacidad de almacenamiento, y otro 28% se encuentra por encima del 25%.

De los citados cuerpos de agua, La Venta, en el municipio de Pedro Escobedo, se encuentra prácticamente vacía, debido a que alcanza únicamente el 2% de almacenamiento.

Caso especial es la presa El Centenario, en Tequisquiapan, que acumula un 8% de almacenamiento, cuando apenas en octubre pasado tuvo que abrirse la compuerta de desfogue debido a que alcanzó hasta un 130% de su almacenamiento, y eso provocó inundaciones en varias zonas de esta población

Al considerar los 25 embalses controlados por la autoridad federal, dice la Conagua que el nivel de almacenamiento que se observó ayer alcanzó el 26.1%.

De acuerdo con la Conagua, hay pocas probabilidades de lluvia para Querétaro este domingo, por lo que las condiciones de las presas seguirán con bajo nivel de almacenamiento.

Ayer, en las entidades de la Mesa Central, se tuvo cielo medio nublado, bancos de niebla en zonas serranas y ambiente fresco por la mañana. Por la tarde se observó un cielo nublado, ambiente cálido, y en algunas zonas hubo descargas eléctricas y viento con rachas de 40 kilómetros, en Guanajuato y Querétaro.

Lo anterior se debe al monzón mexicano en el noroeste del país; también por canales de baja presión sobre la Sierra Madre Occidental.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.