Lluvias marzo Argentina preparan camino para siembra trigo, llegan tarde para soja y maíz

Hugh Bronstein
·2  min de lectura
Campos sembrados con trigo en la localidad de Azul, Argentina

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 29 mar (Reuters) - Abundantes lluvias en la segunda mitad de marzo en Argentina han comenzado a dejar condiciones favorables para la siembra del trigo y la cebada, pero llegan demasiado tarde para recuperar rendimientos de la soja y el maíz, castigados por una sequía, dijeron el lunes productores y analistas.

Argentina es un proveedor mundial clave de trigo, como también el principal exportador global de aceite y harina de soja, y el tercero de maíz.

"Hay campos en que las sojas de segunda están muy mal y zonas donde la cosecha de maíz empezó con rindes muy pobres. Las lluvias llegaron tarde" para estos cultivos del ciclo 2020/21, dijo Francisco Santillán, un agricultor de la provincia de Buenos Aires.

La soja y el maíz son los dos principales cultivos de Argentina.

"Las lluvias van a ayudar para la siembra del trigo y la cebada 2021/22. El gran problema de este año es con la soja sembrada de forma tardía, que se llevó la peor parte del clima seco y las elevadas temperaturas de enero y febrero", dijo el Pablo Adreani, de la consultora Pablo Adreani y Asociados.

La siembra del trigo y la cebada se produce entre mayo y julio en Argentina. Debido a un conflicto comercial con Australia, China ha intensificado sus compras de cebada del país sudamericano.

"Las lluvias fueron muy favorables en gran parte del país en los últimos diez días. En forma alternada a lo largo de los últimos días, gran parte del área agrícola recibió al menos cien milímetros de lluvia", dijo Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada.

Sin embargo, el daño producido por la sequía que comenzó a mediados del año pasado ya está hecho, agregó.

La Bolsa de Comercio de Rosario redujo en marzo su cálculo de la cosecha de soja a 45 millones de toneladas, desde los 49 millones previos, debido al clima desfavorable. A su vez, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires recortó a 44 millones de toneladas su estimación para soja, desde 46 millones.

"El proceso de recargas (de agua) con la mirada puesta en la siembra de la fina (trigo y cebada) es bueno", dijo Heinzenknecht, que también señaló que para la soja y el maíz "en general estas lluvias han llegado tarde".

(Reporte de Hugh Bronstein; Traducido por Maximilian Heath; Editado por Walter Bianchi)